AENA culmina la certificación en seguridad operacional de sus aeropuertos de acuerdo con la normativa europea

AENA ha culminado el proceso de certificación en seguridad operacional de todos sus aeropuertos, de acuerdo con la reglamentación de la Unión Europea. Las certificaciones de las diferentes instalaciones, que han sido avaladas por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), acreditan el cumplimiento de la normativa comunitaria en los aeródromos de uso público. El proceso, que ha llevado varios años de trabajo, ha sido uno de los proyectos de mayor envergadura llevado a cabo por AENA durante los últimos años, tanto por el alcance de los trabajos ejecutados, como por el número de unidades y personal involucrados en los mismos. En total se han tenido que certificar por la reglamentación europea 33 aeropuertos de la red, quedando exentas de cumplir este trámite las 7 bases aéreas militares abiertas al tráfico civil -que siguen otras normativas-, así como 6 aeropuertos y 2 helipuertos, que, dadas sus características y operatividad, se rigen por la normativa española.

La consecución de los certificados europeos para estos 33 aeropuertos implica mejoras en seguridad operacional y garantiza que todas sus instalaciones, sistemas, equipos, servicios y procedimientos, así como el personal implicado en la gestión de operaciones de transporte aéreo, cumplen con los estándares técnicos de diseño y operación exigidos por la Unión Europea a través del Reglamento UE139/2014. Para AENA, la obtención de estas certificaciones supone también el reconocimiento de que sus aeropuertos cumplen con las normativas internacionales de referencia e implica, entre otros factores, una mejora en la eficiencia de la gestión aeroportuaria. Además, la certificación es una garantía para los operadores aéreos, que tienen la certeza de que en esos aeropuertos se observan los más altos estándares de seguridad operacional.

Hasta la entrada en vigor en 2015 del Reglamento UE 139/2014, que estableció un marco normativo común para la certificación de aeropuertos en todos los países de la Unión Europea, la normativa aplicable en España sobre diseño y operación de aeródromos de uso público competencia del Estado era el Real Decreto 862/2009, que acredita el cumplimiento de la normativa recomendada y auspiciada por la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI). Para dar cumplimiento a todos estos requisitos, AENA ha trabajado estrechamente con la AESA y consensuado con la agencia un calendario de certificaciones que ha permitido finalizar con éxito todo el proceso.

En base a esta reglamentación europea, determinadas instalaciones de la red han quedado exentas de cumplir con la misma, bien por el tipo de instalación o por la operación llevada a cabo en las mismas. Dichas instalaciones, 6 aeropuertos y 2 helipuertos, cumplen, no obstante, con los más altos estándares de seguridad operacional, dado que están certificados o verificados por la AESA según la normativa española, el Real Decreto 862/2009. En el caso de las bases aéreas militares abiertas al tráfico civil, AENA, en coordinación con los responsables de las bases aéreas, también da respuesta a los requisitos establecidos en el RD 862/2009, estando prevista en un futuro la adaptación a lo establecido en el Reglamento Europeo.

Relacionados