Latam Uruguay despide sorpresivamente a casi todo su personal

Latam Uruguay prescinde de la mayoría de sus funcionarios, suplantados temporalmente por brasileños y chilenos. La sucursal uruguaya del  grupo cesó a 35 funcionarios sin previo aviso, simplemente publicando sus nombres por  la red interna  de internet , recibiendo a personal chileno y brasileño sin certificaciones locales para reforzar el comienzo de la temporada, mientras se prepara a contratar a Global Airport Services en los aeropuertos de Carrasco y Punta del Este, la cual  recontrataría a los despedidos a casi la mitad de su salario actual aunque no a todos .

Los trabajadores que aún permanecen en la firma se han declarado en conflicto, retrasando, en protesta, los vuelos programados, y dando cartas en el asunto inmediatamente a la  Asociación de Funcionarios de Compañías Aéreas Extranjeras (AFCAE), la cual gestionó la urgente citación de las autoridades uruguayas de Latam al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social . También sin previo aviso, ya desde las últimas horas de la tarde del viernes se habían suspendido a estos funcionarios las ventas de pasajes bonificados y algún otro beneficio al cual tenían acceso, mientras solo permanecen contratados una media docena de empleados.

A fines de mayo pasado, más de 60 funcionarios de Latam Argentina también habían sido cesados al cerrar su call center en aquel país.
Asimismo, a principios de año, la aerolínea había negociado desde una posición dominante, mantener la publicidad en los medios uruguayos que aceptaran rebajar sensiblemente sus tarifas, a lo que algunos no se avinieron.

En relación al trato con el público, la empresa evita en los últimos meses, el contacto a nivel telefónico con sus escritorios locales ante cualquier reclamo, pregunta o inquietud de sus clientes, derivando absolutamente toda comunicación a un call center. Ya en junio pasado, en Santiago de Chile, los sindicatos de pilotos de ese país, junto con los de Argentina, Brasil, Perú, Paraguay y Colombia, que forman parte de la aerolínea Latam, advirtieron sobre sus principales problemas y peligros, mostrando gran preocupación por “la dinámica actual del desarrollo del mercado aeronáutico de la región”.

Por medio de una comunicación pública conjunta, los trabajadores técnicos de la compañía señalaron en la oportunidad, que la industria de la región está afectada por la falta de regulación en el mercado aeronáutico y, gracias a este problema, se está permitiendo “el ingreso de nuevos actores sin control”, especialmente bajo el modelo de negocios “low cost” que la mismísima Latam imita en Chile, Perú  y Brasil.

A su vez, en los meses anteriores se han registrado problemas por sobreventa, inclusive en Chile, (los cuales han generado demandas judiciales), así como cancelaciones y destratos múltiples a pasajeros en eventos a los que teóricamente apoyaba, como el Festival de Cine de Valdivia, por ejemplo, y cambios sorpresivos de itinerarios en muchos otros vuelos. En el caso de Latam Colombia se han reportado como frecuentes las pérdidas de equipaje, con el riesgo que ello supone para eludir controles que faciliten acciones delicitivas en un país con profuso historial al respecto.

Según el ministro de Trabajo uruguayo, Ernesto Murro, la actitud de Latam  fue “intempestiva e insolente”. El jerarca confirmó que los trabajadores fueron notificados de los despidos por correo electrónico y sin previo aviso, y señaló que la empresa no tiene la acreditación de las 23 personas que vinieron de Chile y Brasil para trabajar en el país ante la autoridad aeronáutica. (Javier Bonilla)

Relacionados