Emirates Group anunció sus resultados semestrales 2017-2018

Emirates Group ha anunciado sus resultados semestrales, registrando un crecimiento de los ingresos y la recuperación de la rentabilidad, en comparación con el mismo periodo del año anterior, a pesar de la continua presión bajista en los márgenes, el incremento del precio del petróleo y otros desafíos para la aviación y el sector de los viajes. Tuvo unos ingresos de 13.500 millones en el primer semestre del año financiero 2017-18, un 6 más. La rentabilidad se recuperó después del descenso registrado en el primer semestre del año pasado, alcanzando un beneficio neto semestral de 631 millones, un 77 % más. Este buen resultado se debió a la optimización de la capacidad, a la puesta en marcha de medidas de aumento de la eficiencia en toda la compañía y el crecimiento firme del negocio, así como a un tipo de cambio más favorable, en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior.

La posición de caja a 30 de septiembre se situó en 5.200 millones, una cifra similar al 31 de marzo de 2017. Los márgenes continúan enfrentando una fuerte presión bajista debido a una mayor competencia, a la subida del precio del petróleo, a una economía débil y a circunstancias políticas inciertas en muchas partes del mundo. La relajación del dólar frente a otras monedas ha contribuido a su rentabilidad y vio el beneficio de varias iniciativas que implementó en toda la compañía para mejorar la capacidad y eficiencia gracias a nuevas tecnologías y formas de trabajar. La base de empleados se redujo en un 3 por ciento en comparación con el 31 de marzo de 2017, desde una plantilla de 105.746 trabajadores hasta los 102.669 empleados. El descenso se explica en gran medida por una eliminación natural de puestos de trabajo, junto a un ritmo más lento de contratación, ya que varias partes del negocio adoptaron nuevas tecnologías, se han racionalizado los procesos operacionales y reasignado recursos.

La aerolínea continúa invirtiendo en los aviones de fuselaje ancho más avanzados para mejorar la eficiencia global y proporcionar así una mejor experiencia al cliente. Durante los primeros seis meses del ejercicio recibió 4 Airbus A380 y 6 Boeing 777 y está previsto que se entreguen otras 9 aeronaves antes de que termine el año financiero. También ha retirado 5 y antes del 31 de marzo de 2018 se darán de baja otros 4. Inauguró dos nuevos destinos de pasajeros, Zagreb (Croacia) y Phnom Penh (Camboya). Desde el 30 de septiembre su red abarca 156 destinos en 84 países con una flota de 266 aviones, incluyendo los cargueros. En julio anunció un acuerdo con Flydubai, aprovechando la complementariedad de las redes de ambas, para abrir nuevas rutas donde los pasajeros de Emirates podrán viajar con un solo billete, optimizando las operaciones en el aeropuerto internacional de Dubai.

También anunció que extenderá su acuerdo con Qantas cinco años más, lo que ofrecerá a los viajeros mejor conectividad y opciones de vuelo con Australia y Nueva Zelanda. La capacidad global se incrementó un 2 por ciento hasta alcanzar 30.800 millones de ton. La capacidad medida en ton-km. ofertadas creció un 3 por ciento, mientras el tráfico de pasajeros-km. transportados también ha aumentado un 5 por ciento y el factor de ocupación se situó en el 77,2 por cineto, en comparación con el 75,3 del año pasado. Emirates ha transportado 29.2 millones de pasajeros entre el 1 de abril y el 30 de septiembre de 2017, un 4 por ciento más respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. El volumen de carga gestionado alcanzó los 1,3 millones de ton., un 5 por ciento más, mientras que el rendimiento mejoró un 8.

Este resultado llega tras las inversiones de Emirates SkyCargo en productos y servicios adaptados a sectores clave y supone una señal positiva de la recuperación del mercado mundial del negocio de carga aérea. En la primera mitad del año financiero los beneficios netos de Emirates han alcanzado los 452 millones de dólares, un 111 por ciento más. Los ingresos de Emirates, incluyendo otros operativos, han alcanzado los 12.100 millones, un 6 por ciento más, en comparación con los 11.400 millones obtenidos en el mismo semestre del ejercicio precedente. Este resultado se vio impulsado por la capacidad de carga, un control estricto en el despliegue de dicha capacidad y el fortalecimiento de las divisas en mercados clave frente al dólar estadounidense. Los costes operativos se incrementaron un 4 por ciento frente a un incremento de la capacidad global del 2.

De media, el coste en combustible se elevó un 14  por ciento, en gran parte por el incremento del precio del petróleo (un 11 por ciento respecto a igual periodo del ejercicio anterior, así como al incremento de la necesidad de combustible en un 3 por la expansión de la flota. El combustible continúa representando la mayor parte de los costes de la aerolínea, suponiendo el 26 por ciento de los operativos, en comparación con el 24 que suponía. Dnata ha registrado un firme crecimiento en todo su negocio a nivel mundial, que ahora llega a 84 países. En el primer semestre sus operaciones internacionales supusieron el 67 por ciento de todos sus ingresos. Subieron a 1.700 millones, un incremento del 7 por ciento, por el crecimiento orgánico de la compañía, en particular en sus operaciones en aeropuertos internacionales, gracias a las adquisiciones en carga y “handling”.

Relacionados