Brasil evalúa privatizar todos sus aeropuertos importantes

El gobierno de Brasil se apresta a realizar 56 concesiones aeroportuarias, las licencias que le restan para que la casi totalidad de las terminales aéreas del país queden en manos privadas. Acto seguido, el Gobierno liquidaría Infraero. La idea es sacar paquetes con los aeropuertos más grandes y rentables, como el de Río de Janeiro/Santos Dumont y el de Sao Paulo/Congonhas, junto a terminales más pequeñas y deficitarias. Los 1.900 empleados de Infraero pasarían a otras dependencias gubernamentales. Las privatizaciones generarían ingresos por valor de 15.000 millones de dólares para las arcas del Estado. Infraero cerró 2016 con pérdidas de 228 millones de dólares y ha previsto que deberá hacer inversiones por casi 500 millones (Luis Piñeiro, corresponsal de Grupo Edefa en Buenos Aires).

Relacionados