Los tribunales españoles aprueban la incautación del 777 de Ceiba por deudas

Un tribunal español confirmó la decisión de la Organización para la Armonización del Derecho Mercantil en África (OHADA) sobre que el Gobierno de Guinea Ecuatorial debe devolver 74,6 millones de dólares a un empresario encarcelado, permitiendo para ello el embargo del Boeing 777-200LR propiedad de Ceiba Intercontinental, de esa nacionalidad. Esa deuda se deriva del emprendimiento iniciado en el año 2000 por un millonario camerunés y ex director gerente de Cameroon Airlines, Yves-Michel Fotso, para establecer un nuevo banco en Guinea Ecuatorial, cuyo Gobierno retiró la aprobación y Fotso demandado por daños y perjuicios.

Un tribunal de la OHADA falló a favor de éste, que ha tratado de recuperar la deuda con acciones contra el patrimonio de Guinea Ecuatorial en el extranjero, hasta ahora sin éxito. Un tribunal francés en 2015 encontró que Ceiba, aerolínea estatal, no se hacía responsable de esas deudas, liberando ese birreactor, matriculado como 3C-MAB (MSN 60116), que había sido incautado en Suiza. Por otra parte, el Gobierno rechazó la deuda, afirmando que fue pagada en su totalidad en 2012 y 2013. Fotso fue condenado en 2010 a dos cadenas perpetuas por malversación de fondos públicos durante su mandato en Cameroon Airlines, pero ha persistido en la recuperación del dinero.

Así, el tribunal español dictaminó favor de Fotso, permitiendo que el 777 sea embargado si llega a suelo español. A pesar de aparecer en la lista de la Unión Europea de compañías aéreas inseguras, Ceiba ha logrado operar entre Malabo y Madrid cuatro veces por semana, matriculando su 777-200LR bajo el certificado de operador aéreo de la chárter portuguesa White. Como respuesta a la decisión judicial española, Ceiba ha evitado utilizar la aeronave a la capital de España, empleando aviones más pequeños aviones (su flota consta de un total de 7) o arrendando otros a White o a Privilege Style, con sede en Mallorca.

Relacionados