Carga aérea en España. Situación del mercado en 2016

Carga aérea en España. Situación del mercado en 2016

Alberto García Pérez

Las principales zonas de transporte de carga aérea son Asia, Europa y Norteamérica. Entre las tres, acumulan el 87 por ciento del mundial. Los tráficos americanos y asiáticos son internos en un 60 por ciento y en el Viejo Continente, sólo un 20 es intraeuropea puesto que, a diferencia de las otras zonas, existen alternativas terrestres factibles. En Europa se transportan 17 millones de ton. de carga, que se encuentra mucho más concentrada que el transporte de pasajeros. Los cuatro primeros aeropuertos (Frankfurt, París/“Charles De Gaulle”, Amsterdam y Londres/Heathrow) representan el 43 por ciento de la carga aérea total del Continente.

La carga aérea se divide en dos grandes grupos. Por una parte, se encuentra la asociada al transporte rápido, con menos necesidades de embalaje y una logística más sencilla, aunque con un coste más elevado; y, por otra, la de baja prioridad, que se lleva aprovechando la capacidad remanente de los aviones de pasajeros. En el primer caso, el negocio suele estar copado por grandes operadores globales, normalmente dotados de redes logísticas y comerciales muy extensas y que incluyen la recogida en origen hasta la entrega del envío. Trabajan con el concepto de “hub and spoke”, donde los aviones vuelan a un centro de distribución de tráfico (hub) en el cual los envíos se clasifican en una instalación propia de la compañía, para ser reexpedidos a su destino.

En el segundo caso, la carga se transporta fundamentalmente en los aviones de fuselaje ancho de las aerolíneas focalizadas a pasajeros, ya que tienen, por su propio diseño, una capacidad superior, lo que les permite un remanente importante para mercancías. De esta forma, la bodega de los aviones de fuselaje ancho en rutas intercontinentales se convierte así en un verdadero subproducto del transporte de pasajeros, que ayuda de forma significativa a alcanzar el umbral de rentabilidad en una determinada ruta. Sólo hay que recordar que las aerolíneas trabajan con márgenes muy reducidos, muchas veces por debajo del 4 por ciento, por lo que cualquier ingreso extra ayuda enormemente. En algunas de las grandes rutas internacionales la carga ha constituido alrededor del 20 por ciento de los ingresos totales de los servicios regulares. A nivel mundial, se transportan unos 50 millones de ton. de carga aérea al año, de los cuales el 55 por ciento en las bodegas de los aviones de pasajeros.

Sin embargo, a pesar de su contribución a los beneficios, la elección de las rutas sigue estando determinada por la preferencia de los pasajeros. En algunos casos, esta actividad es tan importante que algunas compañías aéreas tienen una división específica para el desarrollo de este producto, como Air France-KLM o Korean Air, y en otras ocasiones poseen una aerolínea con una gestión y flota totalmente independiente (Singapore Airlines Cargo o Lufthansa Cargo). Dichas compañías son las responsables de operar la capacidad de las bodegas de los aviones de pasajeros de su matriz. A nivel mundial, el transporte aéreo de mercancías ha registrado una caída del 2 por ciento en volumen en marzo de 2016 respecto al mismo periodo del año anterior. Por el contrario, la capacidad aumentó un 6,9 por ciento según datos de la International Air Transport Association (IATA). Estos resultados implican un crecimiento moderado del comercio mundial, teniendo en cuenta que los datos de principios de 2015 estuvieron reforzados por el impacto de una huelga portuaria de Estados Unidos.

 

  Año difícil

Se presenta, por tanto, un año difícil en lo que se refiere a la carga aérea a nivel mundial. De hecho, en febrero el volumen de comercio mundial era sólo un 0,4 por ciento mayor que a finales de 2014 y desde IATA no son optimistas ante la idea de un repunte a corto plazo. A nivel europeo, se ha alcanzado un crecimiento del 1,3, mientras que la capacidad se vio incrementada en un 7,9. Por su parte, la demanda ha bajado un 5,9 por ciento en las aerolíneas latinoamericanas y un 3,1 en las africanas, mientras que en las de Oriente Medio creció un 2,4. En España, el sector del transporte aéreo registra un total de 30.100 ocupados y en 2015, se transportaron en la red de AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) más de 715.000 ton. Podemos, por tanto, decir que la actividad carguera es muy limitada, incluso en el primer aeropuerto del “ranking”, Madrid/Barajas. Sus cifras comparadas con su tráfico de pasajeros son casi anecdóticas, pero resulta perfectamente consistente con la actividad carguera de Iberia, la principal aerolínea operadora en este aeropuerto.

Esto es debido fundamentalmente al modelo de negocio que, tanto Iberia como Iberia Express, realizan, basado fundamentalmente en rutas domésticas y europeas de corto y medio recorrido, realizado con aviones monopasillo y, por tanto, con poca capacidad de transporte de carga. De hecho, Iberia concentra el 90 por ciento de su actividad en Barajas y que de buena manera contribuye a que este aeropuerto sume el 53 por ciento del transporte de mercancías a nivel nacional en 2015, debido al alto número de rutas intercontinentales que tiene, mientras que en términos de transporte de pasajeros representa menos de la cuarta parte del nacional. Las rutas intercontinentales se centran en Estados Unidos, seguidas a una distancia considerable por Argentina, México, Brasil y Chile, siendo los tráficos a Oriente Medio, Asia y Australia casi testimoniales.

Sin embargo, el peso específico de Madrid dentro de Europa es muy reducido, ya que aeropuertos como el “Charles de Gaulle” poseen un número mucho mayor de rutas y frecuencias intercontinentales y, además, su distancia con la capital de España es compatible con el transporte de la carga por camión. Así, por ejemplo, aunque el aeropuerto parisino mueve un tráfico de pasajeros alrededor de un 25 por ciento superior al de Barajas, el carguero es 6 veces mayor. No hay que olvidar que, en términos relativos, el porcentaje de aviones de fuselaje ancho sobre el total de la flota de Iberia se encuentra lejos del de Air France-KLM, Lufthansa y British, lo cual contribuye también a que otros aeropuertos europeos reciban parte de la carga intercontinental, que posteriormente se transporta a España por camión.

El propio diseño de la Terminal 4, operada casi en exclusiva por Iberia, ha tenido también un impacto, ya que su Terminal de Carga está situada en la zona Sur del aeropuerto, lo cual requiere el traslado en camión a lo largo de una distancia de algo más de 10 km. Aunque en su momento solicitó abrir una nueva próxima a la T4 dotada de todos los servicios necesarios, como aduanas, fitosanitarios, etc., AENA finalmente no lo aceptó. Esta decisión  tiene un sobrecoste en la operación actual de Iberia de entre 8 y 10 millones de euros anuales, según fuentes de la propia compañía. En mayo de 2016, también se hizo público que el Ayuntamiento de Valladolid quiere potenciar el uso de su aeropuerto para mercancías antes de que finalice 2016. Para ello creará un nudo logístico de almacenamiento y transporte en sus mismas instalaciones y que sirva de recepción alternativa de mercancías para desahogo del aeropuerto de Madrid.

Barcelona es el siguiente aeropuerto en importancia de la red, con un 15 por ciento de cuota y 117.219 ton. transportadas en 2015, pero muy alejado de las cifras que maneja Barajas, debido a la ausencia de gran número de rutas intercontinentales, aunque en este sentido muestra una tendencia positiva, con la apertura de tráfico hacia Oriente Medio. Tiene una base de compañías operadoras mucho más diversificada que cualquiera de los otros grandes aeropuertos españoles de carga, donde ninguna compañía transporta más del 15 por ciento de la total. Como se aprecia en la tabla adjunta, los insulares se encuentran entre los primeros aeropuertos en términos de carga, precisamente por ser los “hubs” donde se reciben los bienes a distribuir entre las islas vecinas.

Otros aeropuertos, como los de Vitoria o Zaragoza, se han especializado en el transporte de carga. Así, por ejemplo, a mediados de 2014, Qatar Airways Cargo anunció la reanudación de la ruta a la instalación aragonesa, operada con Airbus A330F, fundamentalmente tejidos, calzado, automóviles y productos agrícolas y farmacéuticos. De hecho, Inditex utiliza Zaragoza como su “hub” español. Estos buenos resultados en el cuarto mes del año coinciden con el crecimiento que ha experimentado el tráfico de carga aérea en los aeropuertos españoles, que han transportado un total de 67.390.530 kg. en abril de 2016, un 17,3 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior, lo cual contrasta con el crecimiento casi neutro a nivel mundial que comentamos antes.

 

Operadores

Por compañías, Iberia Cargo gestiona las terminales de carga aérea de su matriz, así como el “handling” de mercancías que se llevan a bordo de los aviones de Iberia y de cerca de 60 compañías asistidas. A pesar que cuenta con terminales en Madrid, Barcelona, Tenerife y Gran Canaria, además de en Bogotá, Caracas, La Habana y México DF, la de carga aérea de Iberia en Madrid es la base de sus operaciones. Tiene una superficie total de 53.000 m2., de los que 16.300 corresponden a naves, 9.670 de superficie en lado tierra y 27.000 en el de aire. Cuenta con 37 muelles para la carga y descarga de vehículos, además de un almacén robotizado.

La comercialización de los espacios de las bodegas de los aviones de Iberia y British Airways para el transporte de carga se realiza a través de IAG Cargo, creada en abril de 2011 y que ya se ha convertido en la séptima compañía de transporte de mercancías por avión del mundo. Cuenta con una plantilla conjunta de 2.400 personas y está presente en más de 350 destinos, entre ellos los 120 aeropuertos más importantes del mundo en este negocio. Se espera que, a medio plazo, el transporte de carga por parte de Iberia aumente como consecuencia de la ampliación de su flota de largo radio, ya que su matriz, IAG, negocia con Airbus la conversión de 5 opciones de A330-200 y 8 de A350-900 en pedidos en firme. Esto permitirá a la aerolínea española abrir rutas entre 2016 y 2017 a Asunción (Paraguay), Brasilia (Brasil), Doha (Qatar), Guadalajara (México), Johannesburgo (Sudáfrica), Managua (Nicaragua), San Juan (Puerto Rico), Tokio (Japón) y Toronto (Canadá).

En su conjunto, IAG Cargo ha transportado un 3 por ciento más de ton. que el año pasado. En abril de 2016 registró e 452 millones de ton/km. transportadas, lo que supone un incremento del 2,7 por ciento con respecto al mismo mes de 2015. De estas cifras, 347 millones de ton. corresponden a British, que sigue llevando la mayor parte de las mercancías del “holding”, mientras que el resto es de Iberia. A pesar de las cifras relativamente modestas de ésta dentro del conjunto de IAG, el crecimiento experimentado hasta abril de 2016 supone un incremento del 8 por ciento, pero sus ingresos han caído un 1,5 por ciento en el primer trimestre de 2016.

Air Europa aprovecha enormemente las sinergias con otras empresas del grupo Globalia. Así, por ejemplo, Groundforce Cargo es uno de los operadores líderes en el mercado español, con presencia en 14 terminales en Alicante, Málaga, Barcelona, Bilbao, Sevilla, Valencia, Zaragoza, Palma de Mallorca, así como en los canarios de Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria, La Palma, Tenerife Norte y Sur. Cuenta con clientes tan importantes como Emirates, Cargolux, Lufthansa, IAG, Leisure Cargo, Saudi Arabia Cargo, Swiftair o China Cargo, con un volumen transportado en 2014 de 155.000 ton. Groundforce es la empresa encargada de dar servicio en tierra a los aviones, cargar y descargar los equipajes y ocuparse de la facturación. Es el segundo operador de “handling” en España por volumen de operaciones.

DHL, la empresa líder mundial en el sector de logística y transporte y que forma parte de Deutsche Post DHL Group, utiliza Vitoria como su gran centro logístico en España y Portugal, donde el 42 por ciento de su tráfico español se concentra. De hecho, a principios de 2015, decidió ampliar su nave en Foronda, al quedarse pequeñas sus instalaciones, que cuentan con 12.000 m2. y fueron inauguradas en 2006. Gracias a DHL, el aeropuerto alavés batió récords en abril de 2016, con 20 movimientos diarios de la compañía alemana, junto con el operador TNT, registrando un crecimiento del 25,4 por ciento.

Los buenos resultados obtenidos en abril se añaden al récord anual que DHL logró en 2015, al registrar la mayor actividad de su historia. No obstante, las cifras alcanzadas apuntan a que en 2016 podría superarse el récord del ejercicio anterior. DHL copa ya el 90 por ciento de la carga de la terminal, al ser un “hub” suyo hacia a los mercados de Alemania, fundamentalmente Leipzig, Reino Unido, Francia, Italia, así como a los países que componen el Benelux y desde estos a toda su red internacional. Pero Vitoria no ha sido la única en experimentar cambios. DHL ha renovado sus aeronaves en los aeropuertos de Alicante y Santiago de Compostela para ofrecer mayor capacidad en salidas y llegadas internacionales a las provincias de Alicante, Almería, Murcia y a la Comunidad autónoma de Galicia.

De esta forma, pasa de un vuelo de salida y llegada en la instalación levantina, que transportaba hasta 6 ton., a uno operado por Boeing 737 con capacidad para 16 ton. Además, reduce la duración del trayecto para los clientes de Alicante, Murcia y Almería. En Alicante, por ejemplo, DHL operaba un ATR 72, con capacidad para 6 ton., que pasa a ser operado por un Boeing 737 de 16 ton., aumentando el servicio. En Galicia, el vuelo con el aeropuerto de Santiago de Compostela se realizaba con un ATR 42, con capacidad para 4,3 ton. y ha sido sustituido por un ATR 72 de 6, que también conecta directamente con Vitoria y sus conexiones directas con el resto de Europa y el mundo. Todos estos enlaces están operados por la aerolínea española Swiftair.

TNT es otra de las grandes empresas distribución urgente que trabaja en España. Entrega diariamente cerca de 1 millón de envíos, desde documentos y paquetes, hasta piezas de carga paletizada y opera redes aéreas y terrestres en Europa, Oriente Medio, África, Asia, el Pacifico y las Américas. Registró ingresos de 6.700 millones de euros en 2014. En España cuenta con 64 centros operativos repartidos por toda la geografía nacional, con una capacidad de 180.000 m2. y posee una plantilla de profesionales que ofrecen servicios de entrega y recogida en todas las provincias del país. Es propiedad suya la aerolínea carguera nacional Pan Air. En 2016 TNT cumplirá setenta años.

En el caso de Binter Cargo, el transporte de carga se realiza aprovechando el gran número de  vuelos que ofrece la aerolínea canaria a sus pasajeros, lo que permite que tenga casi la misma flexibilidad para viajar que un pasajero. A pesar de que la aerolínea no tiene ningún avión en exclusiva para el transporte de mercancías, Binter tiene una previsión para 2015 de 2 millones de kg. movidos, siendo su principal mercado el interinsular, donde es el primer operador de carga y que genera el 95 por ciento de sus envíos, fundamentalmente en el eje Gran Canaria-Tenerife. El 5 por ciento restante se corresponde con envíos internaciones. Los destinos que más mercancías generan Praia (Cabo Verde) y Banjul (Gambia), siendo Dakar el aeropuerto con más potencial de crecimiento, pero también el de más competencia.

Binter se encuentra con el problema de que la regulación de las terminales de carga está pensada para el tráfico aéreo internacional y es excesivamente compleja para la gestión de los envíos interinsulares. Aun así, su estrategia de crecimiento pasa por facilitar la gestión de la carga aérea a las pequeñas empresas y a los particulares en general. Actualmente los envíos generan un trámite algo engorroso, por lo que desincentiva su uso por parte de las pequeñas empresas y los particulares. Esperamos que con las herramientas que está desarrollando, más clientes se decanten por transporte de mercancías por vía aérea en Canarias. Para el transporte urgente interinsular y de Canarias con el África cercana es la mejor opción.

 

Swiftair, la líder

 

Swiftair es una aerolínea española con base en Madrid, que opera vuelos regulares y chárter, tanto de pasajeros (actividad que comenzó en 2002), como de carga, con destinos en Europa, África y Oriente Medio, aunque también en lugares remotos en una de sus actividades más típicas, el “wet lease” (alquiler de aeronaves con sus tripulaciones, mantenimiento y seguro). Se fundó en 1986 e inició su actividad con vuelos de pasajeros con 2 aviones. Durante la década de los noventa, se expandió y diversificó realizando especialmente vuelos de carga.

 

Cubre con ATR 72 rutas de Air Europa que conectan Asturias, Alicante y Badajoz con Madrid y es socio de riesgo de la compañía de Globalia en las líneas interinsulares en Baleares. En mercancías, uno de sus principales clientes es DHL y también realiza vuelos especiales para delegaciones gubernamentales o institucionales o a grupos privados, entre otros la ONU y de traslado de deportados. La flota está formada por 6 ATR 42, 20 ATR 72, 3 Boeing 737-300F, 6 -400F y 10 Embraer EMB-120 “Brasilia”. Entre 2017 y 2018 incorporará 6 737-800 de pasaje y carga. Cuenta con una aerolínea de carga filial en Grecia con 3 Fairchild “Metro” y otra de “handling” aeroportuario en Marruecos.

 

ASL Aviation Group compró la matriz de Pan Air Líneas Aéreas

 

El irlandés ASL Aviation Group adquirió las operaciones de aerolínea de TNT Express, que comprende la belga TNT Airways y la española Pan Air Líneas Aéreas (que operan entre ambas 35 aviones), siendo rebautizadas como ASL Airlines Belgium y Spain, respectivamente, tras la oferta que formuló el pasado mes de febrero, sujeta a la eventual compra de TNT Express por FedEx, que se consideró como incondicional el 18 de mayo. A través de esa transacción, ASL Aviation Group (que pasa a tener 130 aviones cargueros y de pasajeros, desde ATR 42 a Boeing 747, operando en seis continentes) llegó a un acuerdo a varios años de plazo para operar vuelos para la nueva combinación de FedEx-TNT, mediante el que seguirá sirviendo a sus múltiples usuarios. De esta forma, el número de aerolíneas que forman parte del grupo irlandés ha pasado a ser nueve, con 2.500 empleados de 51 nacionalidades. Las instalaciones de TNT Airways en Lieja (Bélica) y Madrid se mantendrán, pero el centro de distribución de tráfico de TNT Express en el aeropuerto centroeuropeo (Eurohub) no forma parte de la transacción.

 

Leisure Cargo, una aerolínea virtual

 

Leisure Cargo es una activa y original empresa creada en enero de 2000, que comercializa el espacio disponible para carga de una buena cantidad de aerolíneas, tanto internacionales como regionales, que pone un fuerte énfasis en su ámbito global. Su especialización es ser llave en ventas de carga y diferentes conceptos de servicio, así como asumir en exclusiva y realmente la totalidad de servicios de gestión de carga de compañías aéreas. Su Air Cargo Management Experts proporciona a todas las empresas representadas pleno conocimiento logístico de las ventas, su manejo y el servicio de transporte terrestre, con el apoyo de una red de agentes generales de ventas GSA (General Sales Agent) bien distribuidos por todo el mundo.

 

Se trata de la única aerolínea virtual de carga que existe, ya que no tiene flota propia, pero tiene acceso a las bodegas de 19 transportistas, por lo cual Leisure Cargo es capaz de ofrecer sus servicios con gran éxito a cerca de 300 destinos. Toda su gama de los clientes, incluyendo grandes y muy conocidos expedidores nacionales e internacionales, pero también clientes privados, están enlazados con su personal plenamente en las escalas, con cuartel general en Dusseldorf e importantes bases en Frankfurt, Hamburgo y Munich. Mediante el uso de un único AWB (Air Way Bill) y el acceso a un sistema de reservas en todo el mundo, Leisure Cargo atiende todos los asuntos de peticiones de forma individual y flexible.

 

 

Relacionados