SATI presenta en Canarias sus nuevas instalaciones para mantenimiento de aeronaves

El 22 de julio, Binter ha presentado las nuevas instalaciones de SATI (Servicios Aerotécnicos Insulares) en el aeropuerto de Gran Canaria, cuyo gerente es Eduardo Serradilla. El acto, que tuvo lugar en su nuevo hangar, contó con la presencia de la delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento, y del consejero de Economía, Industria, Energía y Conocimiento del Gobierno de Canarias, Pedro Ortega Rodríguez, entre otras autoridades. Por parte de Binter asistiteron su presidente, Pedro Agustín del Castillo, y vicepresidente, Rodolfo Núñez. Destacó también la presencia del director general de la ERA (European Regions Airline Association), Simon Mcnamara. SATI es una de las tres empresas de mantenimiento del sistema Binter y cuenta con 50 empleados.

Su actividad comenzó en el año 2009 para establecerse como base de apoyo para distintas compañías aéreas que operan en las Islas Canarias, con el fin de favorecer el crecimiento de la industria aeronáutica canaria. El hangar inaugurado cuenta con 1.750 m2. para albergar distintos departamentos, talleres y oficinas y se suma a las dependencias de similares dimensiones que la empresa tenía en El Goro, en el municipio de Telde. Las nuevas instalaciones dentro de la zona aeroportuaria permiten tener acceso a una cuota de mercado generada por operadores no basados en el aeródromo de Gran canaria, pero que operan en él, abriendo el abanico de vías de explotación, con un sencillo aprovechamiento de las sinergias propias de las aprobaciones oficiales para estas actividades, con la posibilidad de ofrecer servicio inmediato, 24 horas al día, en caso de necesidad.

A finales del 2010, SATI consiguió la certificación por parte de EASA (European Aviation Safety Agency) como centro de mantenimiento (CAT C) para componentes de aeronave. Desde entonces, ha venido prestando servicios en mantenimiento de interiores y componentes a distintos operadores aéreos locales (Serair, Binter Canarias, Naysa, Canair, Swiftair o Canaryfly) y foráneos (Ceiba Intercontinental, NordikAviation, Air Bostwana, Farnair, Halcyonair…), así como formación y asesoramiento a nuevas compañías (la uruguaya BQB). Ha completado el apoyo técnico a sus clientes con la ejecución de trabajaos mayores en biturbohélices de ATR, tanto en fuselaje externo como interiores, focalizando sus actividades en tareas de mantenimiento, inspecciones GVI, DVI, STI, estructurales, ensayos no destructivos (NDT), tratamientos superficiales de fuselaje, etc.

Por otra parte, las actividades desarrolladas a lo largo de sus años de actuación se han ido adaptando a las necesidades de crecimiento del mercado zonal, incrementando de forma progresiva su capacidad como centro de mantenimiento aprobado. Las aprobaciones obtenidas como centro de mantenimiento incluyen referencias y elementos de avión de distintas subcategorías: C1 de aire acondicionado y presurización, C3 de comunicaciones y navegación, C5 de energía eléctrica, C6 de equipamiento, C7 de motores y APU, C14 de tren de aterrizaje, C15 de oxígeno, C16 de hélices y C18 de protección contra hielo, lluvia y fuego. Son aplicables a componentes de flotas diversas y de operadores externos y locales, como Boeing, Airbus, Embraer, Beechcraft y Cessna, entre otros. Además, desde mediados del 2013, SATI cuenta con la certificación para mantenimiento en línea de aeronaves ATR 42/72, lo cual ha facilitado el acceso al mercado residual como apoyo a las actividades y abriendo nuevas vías de negocio.

FOTO: De izquierda a derecha, el consejero de Economía, Industria, Energía y Conocimiento del Gobierno de Canarias, Pedro Ortega Rodríguez; la delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento; el presidente de Binter, Pedro Agustín del Castillo; el videpresidente de la aerolínea, Rodolfo Núñez; y el gerente de SATI, Eduardo Serradilla.

Relacionados