Comienza el programa de pruebas del motor LEAP-1B del 737 MAX

Boeing y CFM International (que pertenece a la francesa Snecma y a la estadounidense General Electric, al 50 por ciento) iniciaron las pruebas en vuelo del motor LEAP-1B de la segunda en un 747 adaptado en las instalaciones de ensayos de General Electric en Victorville (California). Se trata de un hito en este programa de dos años, que culminará con la certificación del motor en 2016 y la entrega del primer Boeing 737 MAX en 2017, birreactor al que propulsará en exclusiva. El primer LEAP-1B comenzó las pruebas en tierra el 13 de junio de 2014, tres días antes de lo previsto cuando se lanzó el programa en 2011. Está previsto que el 737 MAX sea un 14 por ciento más eficiente en cuanto a consumo de combustible que el 737 Next-Generation. El 737 MAX acumula 2.724 pedidos de 57 clientes de todo el mundo.

Relacionados