Juan Carlos López Mena negociaría la venta de BQB a la boliviana Amaszonas

Mientras que BQB redujo frecuencias y personal en los últimos dos años, hasta centralizarse exclusivamente en Asunción y Buenos aires (Aeroparque), Amaszonas ha anunciado la creación de una próxima filial uruguaya y otra paraguaya. En diciembre de 2013, BQB dejó de realizar vuelos internos desde Montevideo a Salto y Rivera por falta de demanda. En agosto del año pasado despidió a 55 trabajadores, ya que  que la poco clara ANAC argentina no concedió los permisos para volar a la ciudad de Córdoba ni estaría dispuesta a nuevas escalas argentinas, a pesar de que en Uruguay la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica, más previsible, sí lo había autorizado.

Semanas después, BQB abandonó sus rutas a Porto Alegre, Curitiba y San Pablo, así como sus frecuencias estacionales a  Foz de Iguazú y Río de Janeiro, en las que había introducido los vuelos regulares más largos para aeronaves ATR-72, que unían Montevideo y Río en unas 5 horas.

La aerolínea  uruguaya conserva dos ATR-72/500  para cumplir con dos tramos diarios que unen Montevideo con Buenos Aires (Aeroparque, habiendo abandonado Ezeiza) y cinco vuelos semanales con Asunción, vendió un ejemplar usado y está ofreciendo otro ejemplar, acerca del cual se rumoreaba fuertemente, habría gestiones (o pudiera haberlkas habido) inclusive ante la Fuerza Aérea Argentina, si esta organización estuviera interesada.

Amaszonas, hasta el momento, utiliza aeronaves CRJ-200 ex Air Nostrum y afirma que tendría intenciones de ser el lanzador regional de las futuras series C de Bombardier. De momento une  Montevideo con Santa Cruz y Asunción, en competencia con BQB y con los anuncios próximos de la aún dudosa Alas U. BQB ni confirma ni desmiente estas tratativas. (Javier Bonilla)

Relacionados