El A350 en servicio

Tras una magistral labor de certificación (la europea, obtenida en septiembre, y la estadounidense, dos meses más tarde), lamentablemente insólito en los últimos tiempos, que sólo demuestra la bondad, seguridad y empeño con el que Airbus lo ha concebido, desarrollado y puesto a punto, con una rigurosidad del programa que otros fabricantes deberían imitar, el primer A350 se entregó a su cliente de lanzamiento, Qatar Airways (que ha pedido 80 ejemplares), el 22 de diciembre en Toulouse. Tiene planificado iniciar sus vuelos comerciales el día 15 de este mes de enero, manteniendo así lo planificado en 2012.

Esto representa todo un record, después que volara por primera vez un año y medio antes, el 14 de junio de 2013, y apoyara su homologación con cinco prototipos. No cabe la menor duda que este brillante proceso ha tenido que desencadenar la envidia y la rabia de su sempiterno rival, Boeing, considerando todos los problemas que tuvo para que volara su 787, su complicada certificación y no sólo su turbulenta entrada en servicio, sino las graves dificultades que sufrió en la operación comercial, incluyendo el sorprendente incendio de un ejemplar de Ethiopian. Los problemas en las baterías de ión litio del 787, que son las mismas que debía portar el A350, se resolvieron en este caso decidiendo instalar las muy probadas de níquel-cadmio, a la espera que se solucionen las dificultades de las nuevas.

Es cierto que la concepción y lanzamiento del A350 fueron tortuosos. Debemos remontarnos a 2004, cuando se diseñó como un derivado del A330, con nueva aerodinámica y motores. Su rechazo por varios potenciales clientes de referencia (como las empresas de arrendamiento de aviones ILFC -hoy Aercap- y GECAS y Singapore Airlines) llevó a que dos años más tarde se optara por una aeronave completamente nueva, a la que el fabricante bautizó como A350 XWB (Extra Wide Body) por su ancho fuselaje.

El primer A350-900 se tenía que haber entregado a mediados de 2013. En el camino se quedó uno de sus primeros compradores, la española Air Europa, que optó por cancelarlo por sus retrasos, encargando el 787, con el que también padecería después grandes demoras. Pese a la cancelación anunciada el 11 de junio de 2014 del pedido de 70 unidades por parte de Emirates, el A350 es un éxito comercial palpable en el momento de su entrada en servicio. Hoy su cartera de pedidos suma 778 ejemplares en firme por parte de 41 clientes.

El A350 promete ser el mayor abanderado del nuevo concepto que flota en el “marketing” de las compañías aéreas punteras, que es conseguir la mejor experiencia de vuelo para sus pasajeros. Estando a la vanguardia de las tecnologías y de la comodidad, seguro que lo logrará. Sólo cabe esperar que alcance la madurez tras la entrada en servicio sin mayores sustos, como el retraso de unos días en la anunciada entrega a Qatar del primer ejemplar, motivado por desavenencias entre el operador y el fabricante y no por problemas con la nueva aeronave. Que así sea. Desde luego es una buena forma de comenzar el año 2015, como el símbolo de un ciclo económico más sosegado y positivo.

Relacionados

Leave a Comment