El Grupo Lufthansa prevé cerrar el año con un beneficio operativo de mil millones de euros

El Grupo Lufthansa prevé alcanzar los objetivos establecidos para 2014, a pesar de los 170 millones de euros perdidos por causa de las huelgas y un tercer trimestre complicado. La compañía espera, además, publicar un beneficio operativo de alrededor de mil millones de euros cuando finalice el ejercicio, sin contar con el impacto de las huelgas que pudieran tener lugar de aquí a final de año. Esta proyección se ha visto reforzada por los resultados obtenidos en los nueve primeros meses, en los que el Grupo ha alcanzado un beneficio operativo de cerca de 849 millones de euros, que se traducen en 186 millones de euros más respecto al mismo período del año anterior. Durante el tercer trimestre, el beneficio operativo ha ascendido a 735 millones de euros, suponiendo una mejora de 145 millones de euros, en comparación con el mismo periodo de 2013.

El nuevo programa de trabajo presentado por Carsten Spohr, presidente del Consejo Ejecutivo y CEO de Deutsche Lufthansa AG, a mediados de julio, pretende que los nuevos modelos de negocio de las compañías de servicios del Grupo incrementen su participación en los ingresos totales, hasta llegar a un 40%. Un factor clave aquí será la nueva multi-plataforma «WINGS», que cubrirá los servicios punto a punto de las aerolíneas del Grupo y ayudará a explotar nuevas oportunidades de crecimiento.

Las aerolíneas de pasajeros del Grupo armonizarán sus estructuras de ventas y distribución y fusionarán responsabilidades en las cuentas clave. Las bases técnicas requeridas se establecerán a principios de 2016, cuando SWISS cambie sus operaciones de reservas, venta de billetes e inventario a los mismos sistemas que utilizan otros miembros. Al mismo tiempo, las estructuras y los códigos de tarifas también serán armonizados para rutas de corta y media distancia. Esto permitirá que el Grupo Lufthansa pueda ofrecer a sus clientes mejores tarifas y ofertas de vuelo, reduciendo los procesos internos necesarios. La adopción y el mantenimiento de una estrategia conjunta de ventas y distribución reforzarán también la posición de las aerolíneas en términos competitivos.

Evolución del negocio
Las compañías de servicios del Grupo y Lufthansa Cargo registraron resultados positivos en los nueve primeros meses del año. Cuatro de los cinco segmentos de negocio mejoraron su beneficio operativo respecto al año anterior. En el segmento de líneas aéreas de pasajeros, los costes y pérdidas de ingresos causados por las huelgas de pilotos pesaron fuertemente en el resultado de explotación de los nueve primeros meses de 2014.

Además de las huelgas y su repercusión, los resultados de los nueve primeros meses en el segmento de líneas aéreas de pasajeros también se han visto afectados por las fuertes presiones competitivas y los descensos de rendimiento asociados. Sin embargo, gracias al dinamismo de la demanda y a una gestión flexible de la capacidad, los ingresos por tráfico aumentaron de nuevo en el tercer trimestre. Los positivos índices de ocupación de asientos, que alcanzaron máximos históricos en verano, así como la reducción de costes de reestructuración y la baja depreciación de los aviones, impactaron favorablemente en los resultados de explotación.

Aunque se ha operado un 2,2% menos de vuelos, el Grupo Lufthansa ha alcanzado unos ingresos totales de 22.600 millones de euros en el periodo comprendido entre los meses de enero y septiembre de 2014, manteniéndose prácticamente sin cambios respecto al año anterior. El beneficio neto ha ascendido a 482 millones de euros, lo que supone una mejora de 235 millones de euros.

Según Simone Menne, CFO y miembro del Consejo Ejecutivo de Deutsche Lufthansa AG,  “de cara al futuro podemos ver cómo la desaceleración económica y la fuerte competencia nos afectarán el año que viene. Por este motivo, tenemos que modificar nuestras proyecciones para 2015, a pesar de que esperamos un resultado significativamente por encima del de este año. A medio plazo, dadas las elevadas inversiones que nos esperan, tenemos que mejorar aún más nuestros resultados de explotación. La necesidad de hacerlo y nuestro creciente endeudamiento son señales claras de que debemos llevar a cabo acciones correctivas adecuadas en las transformaciones estructurales que estamos desarrollando”, ha añadido.

Como respuesta a las presiones, la previsión de crecimiento de las aerolíneas del Grupo Lufthansa en 2015 ya ha pasado de un 5% a un 3%, en términos de asientos disponibles por kilómetro.

Resultados por segmento
El segmento de líneas aéreas de pasajeros ha obtenido un beneficio operativo de 473 millones de euros (41 millones de euros menos) en el periodo comprendido entre los meses de enero y septiembre. Lufthansa German Airlines aportó 260 millones de euros (56 millones de euros menos), gracias, en parte, a la rentabilidad de las operaciones en Europa. Para mejorar la rentabilidad, el Grupo Lufthansa prevé una modernización de la flota, que mantendrá el número de aviones actual en 2015.

SWISS ha alcanzado un beneficio operativo de 217 millones de euros (35 millones de euros más) en los primeros nueve meses y Austrian Airlines ha reportado unas pérdidas de 7 millones de euros. En este último caso, el descenso interanual está relacionado con los costes del nuevo convenio colectivo para el personal de tierra y aire, que aunque supone un gasto extra, también aportará a la compañía aspectos positivos a largo plazo. Las aerolíneas del Grupo se han beneficiado considerablemente de las políticas de depreciación, añadiendo un total de 260 millones de euros a los resultados de explotación en los primeros nueve meses del año.

Lufthansa Technik ha logrado un beneficio operativo de 335 millones de euros (3 millones de euros más), LSG SkyChefs ha reportado un beneficio de 66 millones de euros (3 millones de euros más) y Lufthansa Systems ha registrado 21 millones de euros de beneficio (4 millones de euros más). El segmento de negocio de logística también ha incrementado su beneficio operativo en 6 millones de euros, hasta alcanzar los 51 millones de euros, gracias a la ausencia este año de los factores que perjudicaron los resultados de 2013.

Los nueve primeros meses de 2014 en cifras

Los ingresos totales del Grupo Lufthansa en los primeros nueve primeros meses de 2014 han ascendido a 22.600 millones de euros, un 0,6% menos respecto al mismo periodo del año anterior. En paralelo, los gastos de explotación de los nueve primeros meses se redujeron en un 1,9%, hasta los 23.300 millones de euros. Los costes de combustible en el periodo se redujeron en 269 millones de euros (4,9% menos), hasta alcanzar los 5.200 millones de euros. La cifra incluye la pérdida de 53 millones de euros por las actividades de cobertura de precios de combustible. Las tasas y los cargos han estado un  1,4% por encima de su nivel respecto al año anterior.

El Grupo Lufthansa ha logrado un beneficio operativo de 849 millones de euros en los nueve primeros meses de 2014. El beneficio neto del período ha ascendido a 482 millones de euros, suponiendo una mejora de 235 millones respecto al mismo período del año pasado. Las ganancias por acción en los nueve primeros meses subieron de 0,54 euros en 2013 a 1,05 euros.

Entre enero y septiembre, el Grupo Lufthansa ha incrementado su inversión en la modernización y mantenimiento de su flota de aviones, hasta los 1.900 millones de euros. En total, el Grupo ha invertido 2.200 millones de euros, 339 más que en el mismo período del año pasado. El flujo de caja de actividades de explotación ha ascendido a 2.100 millones de euros, mientras el flujo de caja libre (flujo de caja de actividades de explotación menos los gastos de capital neto) ha llegado a los 229 millones de euros. El Grupo ha contado con una deuda neta de 2.300 millones de euros al final del tercer trimestre, 567 millones de euros más en comparación con el nivel obtenido a finales de 2013. La cuota de capital propio ascendió a un 15,2%, un 5,8% menos respecto al cierre del año pasado.

Relacionados

Leave a Comment