BQB demandaría al Estado Uruguayo por presiones insostenibles a favor de la proyectada aerolínea sindical ALAS- U

La Junta Aeronáutica, presidida por el ministro de Transporte y Obras Públicas, Enrique Pintado, autorizó a la uruguaya Dinacia (Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica) a que considerara un préstamo  comprometido hacia Alas-U del Fondo Nacional para el Desarrollo (FONDES) por 15 millones de dólares como capital real de la empresa y así lo aceptase, lo que hasta el momento la entidad rectora aerocomercial había objetado como correspondía normativamente. Esto, a su vez, impedía la conformación del expediente pro-certificación de la aerolínea.

La Junta determina que considera acreditado provisoriamente la solvencia económica presentada por Alas-U, se evaluará mensualmente si posee los flujos de fondos correspondiente y se le pedirá al FONDES un informe de cumplimiento de obligaciones , que,  si no fuera honrado en tiempo y forma , se le informará a DINACIA para que interrumpa el proceso y cancele lo autorizado, aspecto este último, que aquellas voces dicrepantes dentro de este organismo respecto al proyecto sindical destacan como un logro, sobre las intenciones previas del Ministerio de Transporte, cuya Directora de Transporte Aéreo, ex sindicalista y polémica ex gerente de Pluna- responsable de balances extraordinariamente deficitarios en su corta gestión de un año al frente de la línea- Elina Rodriguez, es sindicada como muy firme sostenedora de esta iniciativa.

En julio, ad referendum del cumplimiento de condiciones técnicas y crediticias, la Dinacia, en vista de la voluntad de la Junta,  autoriza a Alas-U (si cumpliese los requisitos técnicos de certificación) la iniciación de actividades en 180 días de plazo- lo que BQB considera, a todas luces, una gestión acelerada e irregular del mismo- así como la posibilidad de otorgar prácticamente las antiguas rutas de la malograda Pluna, algunas hoy a cargo de BQB, a la misma y el anuncio provisorio de la posible  utilización de Boeings 737/300 en esos itinerarios.

Sería usualmente de praxis que el gobierno hubiera emitido una declaratoria de «Interés Nacional» para haber concedido esos rápidos plazos a esta iniciativa. Sin embargo el Ejecutivo apenas declara «interés» en la misma, sin cumplir con formalidad alguna, ya que de hacerlo hubiera tenido que exponer estrictas razones comunitarias o tecnológicas a favor, lo que no se efectuó. Tampoco ninguna Secretaría de Estado emitió ni una tímida resolución de «Interés Ministerial», también usuales en estos casos.

Para BQB, que recuerda las innumerables observacioens del organismo contra Alas-U, existe en la práctica la muy tangible posibilidad de que la DINACIA sea dejada de lado en todo lo que atañe a verificar la solvencia económica de Alas-U (y sus derivaciones),más bien a cargo del FONDES, dependiente del gobierno e ignorante en materia aeronáutica.

Llama la atención, a su vez (aunque elogia a la actitud de la DINACIA resistiendo presiones) que se condicione el inicio de los supuestos vuelos de Alas-U al cumplimiento de exigencias técnicas, lo que desestima cualquier futura declaración del proyecto como «de interés», pues basta un futuro desinterés, un error técnico o inactividad en el expediente del proyecto gremial para que el cronograma empieze a correr nuevamente, trayendo una enorme incertidumbre al resto del ámbito aerocomerical nacional.

Además, entre las razones para favorecer  las aspiraciones sindicales en pro de la aerolínea que arguyen las autoridades en sus últimas resoluciones, se alude al proceso de liquidación de Pluna y a la legislación sobre el fideicomiso de sus bienes, mayoritariamente declarada inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia , además de comprometer a la futura Alas-U, indirectamente como sucesora de Pluna, sometiéndola a demandas de proveedores y antiguos usuarios a los que Pluna adeuda decenas de millones de dólares en la región.

Para complicar más la ecuación del gobierno al respecto de este diferendo aeronáutico, durante un juicio de un ex abogado de BQB/Buquebus contra el grupo por cobro de haberes, convocados testigos, se evidenciaron las presiones oficiales- inclusive del propio Presidente José Mujica- a la empresa, tanto para presentar contactos españoles al fallido remate de los entonces hartamente sobrevaluados CRJ de Pluna, como para hacerse cargo de garantizar a la insolvente Cosmo localmente, trascendiendo , inclusive, amenazas al respecto, del Secretario de Presidencia, Homero Guerrero, de no producirse este apoyo, que este no habría podido negar.

Simultáneamente y al haberse confirmado también una pospuesta sanción de la DINACIA,  a la aerolínea carguera Air Class, por anteriores problemas de mantenimiento, ya superados, por 60 días de inactividad,  se ha demonizado mediáticamente a ambas aerolíneas- aunque nada tienen que ver entre ellas – creándose un ambiente de inminente vacío aerocomercial en el país, favoreciendo comunicacionalmente, con estímulo oficial al proyecto Alas-U ,como alternativa prácticamente única.

Muchos rumores sobre BQB- que ha debido reconfigurar rutas, renunciar a certificar el Airbus A-319, y enviado personal a seguro de paro- han sido asumidamente divulgados( además) desde el propio Ministerio de Transporte, lo que ha molestado al grupo sobremanera, el cual, si se profundiza esta situación prepara una batería de amplias demandas contra el Estado, que, en el ambiente jurídico, se consideran casi un mero trámite, de no revertirse este cuadro.

El interés político de la mayoritaria ala radical del  gobierno es, horas antes de las elecciones nacionales de octubre, lograr una ceremonia inaugural de Alas-U (cuyos integrantes ,a su vez, de no producirse, amenazarían divulgar alternativas comprometedores aspectos del anterior cierre de Pluna, motivado en fuertes internas políticas oficialistas) para diluir el escándalo de la clausura en 2012 de la aerolínea de bandera, ya con numerosos detenidos y procesados, generando unas pérdidas próximas a los 450 millones de dólares. (Javier Bonilla)

Relacionados

Leave a Comment