Brasil destina 500 millones de dólares al Programa de Desarrollo de la Aviación Regional (PDAR)

La medida tiene la intención de aumentar el acceso de la población al sistema de transporte aéreo, facilitar el mismo a las zonas con potencial turístico y la ampliación del número de ciudades y rutas servidas por el transporte aéreo regular de pasajeros.

Para facilitar el programa se autoriza conceder una subvención, en algunas circunstancias, incluyendo el pago de los gastos relativos a las tasas aeroportuarias y en  los aeropuertos menores  a la navegación aérea para el pago de los costos de tarifas de aeropuerto adicionales pertinentes e incluso subsidiar parte de los costos de los vuelos en ciertas rutas regionales.

Según el texto, las subvenciones no contemplan aranceles de hangaraje y plataforma y se les dará sólo para las empresas de servicios públicos regulares  de transporte aéreo de  pasajeros y las compañías que operan conexiones aéreas sistemáticas.

«Las empresas interesadas en participar en el PDAR deben firmar un contrato con la Unión, que contendrá las cláusulas mínimas en las regulaciones», dice el Decreto-Ley. «El pago de la subvención se efectuará mediante el uso del Fondos  Nacional de la Aviación Civil, asignados en los presupuestos regulares, sin perjuicio de la asignación presupuestaria específica  para este fin», añade.

El programa, de acuerdo con varios anuncios ya realizados por el gobierno, debería favorecer  a 270 aeropuertos regionales en el anuncio de la propuesta de mejorar la infraestructura de los terminales regionales del país se hizo por primera vez a finales de 2012. El objetivo es asegurar que las ciudades de tamaño medio  de Brasil sean atendidas por aeropuertos que no se encuentren a más de 100 kilómetros de distancia.

En mayo, el ministro de Aviación Civil, Wellington Moreira Franco, dijo que el subsidio debe tener un límite máximo inferior a los 500 millones de dólares anuales y será dirigido principalmente a vuelos actuales y no a  ninguna nueva ruta. De acuerdo con la Medida Provisional, ésta depende del enfoque reglamentario del Poder Ejecutivo, especialmente en relación con las condiciones generales para la concesión de subvenciones y su validez.  Algunos cuestionamientos ya expuestos, apuntan a que, muy probablemente, se subsidien destinos no deficitarios también.

En la década del 70, Brasil había creado un sistema de Aviación Regional, que también estimulaba a Embraer, motivando a usar su EMB-110 Bandeirante y subregionalizado al país, cada región a cargo de una aerolínea unida a una línea troncal en conexión.

Los países fronterizos con aeropuertos próximos o contiguos a la frontera con Brasil, como Bolivia, Paraguay o Uruguay, también aspiran a binacionalizar esas aeroestaciones para captar parte de la aviación regional brasileña, con el caso notorio de la uruguaya Rivera, limítrofe con Livramento, en una conurbación que depende del terminal aéreo uruguayo. (Javier Bonilla)

Relacionados

Leave a Comment