BQB denunciará penalmente a los titulares de la extinta aerolínea española Cosmos

En los últimos días el gobierno de José Mújica ha hecho gala de actitudes hostiles hacia el grupo Buquebus y BQB, con gran despliegue mediático, aparentemente apoyado también por los ex socios del grupo privado que controlaba a Pluna, Leadgate.

Así, el diario oficialista «La República» anunciaba en falso un cierre virtual de la empresa, con envíos a seguro de paro, deudas impagables, suspensión de vuelos ,etc., mientras «El País» publicaba una serie de mails ,en los que el ex CEO de la fallida aerolínea fantasma española, Antonio Alvarez, afirmaba que Juan Carlos López Mena,titular del grupo Buquebús, le debía 13,5 millones de dólares que le había prometido por ser su aparente testaferro en la posteriormente descartada subasta de los CRJ de Pluna.

En tal contexto, las autoridades deciden no renovarle el contrato al grupo por su terminal portuaria en Montevideo, el cual vence en 2015, sin que se conozcan interesados aparentes. Las otras firmas que navegan entre Buenos Aires y Montevideo, una -Cacciolla- lo hace por el puerto uruguayo de Carmelo, y la otra (Colonia Express, vinculada a una firma argentina de remolcadores originada en el entorno de allegados al ex almirante Massera durante la dictadura) conecta en Colonia.

Para justificar tal medida, fuentes oficiales hicieron trascender supuestos impagos del grupo, que luego no serían tales, así como una crisis en la aerolínea BQB, aspectos refutados por la empresa en comunicados oficiales.

Uno de ellos básicamente afirma que “el grupo está completando un plan quinquenal de fuertes inversiones en infraestructura y bienes de capital que ha incluido la construcción y botadura de un barco, el Francisco Papa, de características únicas en el mundo; la construcción de una planta de gas natural licuado, de última generación, que nos permitirá reducir el impacto ambiental de nuestra operativa prácticamente a cero;  la adquisición, certificación y puesta en servicio de cinco aeronaves, la última de las cuales, un Airbus A 319, acaba de incorporarse a la flota y de recibir la certificación internacional IOSA; la incorporación de buses experimentales eléctricos; la construcción y mejora de infraestructura en puertos y terminales de pasajeros, así como en locales de promoción y ventas, entre muchas otras inversiones de gran magnitud, todas vinculadas con el giro de nuestras empresas y que ya han empezado a redituar.»

Simultáneamente, y sin dar explicaciones, la agencia de comunicación de BQB/Buquebus,  «Quatromanos» decide dejar de atender su cuenta, ante lo cual fuentes de la aerolínea desconfían de una acción próxima al entorno de los ex titulares privados de Pluna, los cuales, semanas atrás, financiaron un libro de un periodista oficioso contando su versión sobre el cierre de Pluna, el cual también se habría presentado ante algún medio uruguayo como virtual intermediario de la futura aerolínea Alas-U que con préstamos del gobierno pretende relanzar al ruedo aerocomercial el ex sindicato de Pluna), insinuando posibles apoyos publicitarios, aunque lamentando que ciertos colegas»escribieran sobre aviación en los mismos diciendo disparates».

La prensa siguió publicando los emails de el ex CEO de Cosmo, reclamando  el pago de su soborno supuestamente por tratar de «permitir que López Mena pudiera hacerse de los CRJ de Pluna en remate, sin hacerse cargo del sindicato», así como entrevistas al mismo Álvarez, que una vez concluídas solicitó ayuda a los mismos «para obtener plata en Uruguay». También aparecerían mails de un ex ejecutivo de la insolvente cosmo, Gabriel Zarza, amenazando a López Mena.

Horas después, fuentes de la oposición trabajaban sobre aparentes expresiones de la primera dama y primer senadora, Lucía Topolansky, refriéndose al CEO de Buquebús y BQB, Juan Carlos López Mena, en términos despectivos y amenazantes («esa calavera va a rodar»), contrapuestas a declaraciones del diputado, también oficialista, Yerú Pardiñas admitiendo que la iniciativa de involucrar a López Mena y Cosmos en el fracasado remate de Pluna fue del propio presidente Mujica .

Ante este cuadro,el grupo Buquebús decide presentarse a la Justicia y denunciar a los ex Cosmos Antonio Álvarez y Gabriel Zarza por extorsión. (Javier Bonilla)

Relacionados

Leave a Comment