Aerolíneas Argentinas recibió 2.700 millones de dólares hasta diciembre de 2013

Un documento de la Auditoría General de la Nación indica que, desde el 10 de julio de 2008, la transferencia de fondos para hacer frente a las erogaciones de Aerolíneas Argentinas ascendieron, al 31 de diciembre de 2013, a unos 2.656 millones de dólares, al tipo de cambio oficial de esa fecha. En su carácter de auditor externo, el organismo señala que, según surge de los estados contables al cierre del ejercicio 2011, las pérdidas acumuladas por esa compañía y Austral ascendían a unos 2.972 millones. El presidente de la compañía, Mariano Recalde, a través de una carta dirigida al organismo de contralor, había desaconsejado la difusión del documento, manifestando que «se podrían malinterpretar los resultados y ello podría generar daños a la compañía, desalentando la compra de pasajes», debido a que la auditoria hizo «observaciones sobre aspectos relativos a procedimientos administrativo-contables y de control interno».

Señala que, tanto Aerolíneas como Austral, «incrementaron sus pérdidas acumuladas, las que impactaron sobre su estructura patrimonial». Asimismo, advierte que estos pasivos pueden establecerse «como causal de disolución» de la sociedad comercial, por «la pérdida del capital social, debiendo los accionistas reintegrar total o parcialmente su capital para que no se produzca la liquidación», según se desprende del inciso 5º del Artículo 94 de la Ley de Sociedades Comerciales. Dentro de la información hasta ahora reservada, que el ente decidió dar a difusión en forma parcial, tal como se aprobó en la sesión del Colegio de Auditores Generales del 9 de abril pasado, se indica que hay inconsistencias en la «separación de tareas y responsabilidades», pues «se constató la inexistencia de normas y procedimientos administrativos escritos que contengan los aspectos de control interno necesarios para garantizar la confiabilidad de los sistemas de información que confluyen en la contabilidad de la Sociedad».

Subraya que la operativa comercial y administrativa de Austral es realizada por Aerolíneas, «que registra la totalidad de los billetes emitidos y los pendientes de utilización», habiéndose transformado la primera «en una prestadora de servicios» de la segunda. Además «existen partidas conciliatorias sin justificar» en las transferencias de fondos con las compañías Jet Paq y Aerohandling, ambas constituidas societariamente por Aerolíneas y Austral. Entre otros temas polémicos, puntualiza que «el saldo contable de los repuestos no se halla respaldado en inventarios detallados y valorizados», mientras que «se observaron demoras en las negociaciones de devolución de las aeronaves alquiladas bajo la modalidad de ‘leasing’» que fueron retiradas del servicio, «en algunos casos por el estado de las aeronaves» y que generaron «gastos adicionales a lo previsto». Se espera que al ritmo que fluyen los fondos desde el Tesoro sobre datos del primer trimestre, la empresa necesitará este año un 64 por ciento más que lo presupuestado.

Fotografías:
·Airbus A340 de Aerolíneas Argentinas.
·Un siempre sonriente presidente de Aerolíneas presenta los nuevos uniformes de la compañía.

Relacionados

Leave a Comment