Grave incidente en España de un 767

Un Boeing 767-332ER(WL) (con “winglets”) de la compañía estadounidense Delta Airlines matriculado N182DN (con número de constructor 25987/46) como se salió el 5 de diciembre de pista al tratar de aterrizar en emergencia en el aeropuerto de Madrid/Barajas, sin que ningún pasajero resultase herido. Una de las cuatro pistas (la 32 izquierda, utilizada para llegadas) estuvo cerrada para ser revisada durante unas tres horas, aunque según AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) no ha habido retrasos por este motivo. El aparato fue construido en 1992 y es el segundo incidente de un avión de ese modelo de la misma compañía en el aeropuerto de la capital de España en menos de seis meses.

El aparato había despegado hacia Nueva York/“John F. Kennedy” media hora antes del percance y retornó, según un comunicado de la compañía, «tras recibir indicación de un incidente hidráulico tras el despegue”. Según prosigue, «al aterrizar, algún neumático del tren principal se ha desinflado y el avión se ha parado de forma segura, próximo a la pista», prosigue. Un portavoz de la compañía explicó que el problema en el tren pudo deberse al hecho de que la aeronave tuvo que aterrizar con un peso enorme, con casi todo el combustible necesario para cruzar el Atlántico. Este ejemplar voló por primera vez el 20 de octubre de 1992 y está propulsado por dos Pratt & Whitney PW4060

Sin embargo, algunos pasajeros de los 200 pasajeros a bordo han relatado que oyeron un estallido durante el despegue, que interpretaron como un reventón en alguna rueda y tomaron fotografías de un boquete en el ala derecha del avión, que en principio las fuentes consultadas atribuyeron a un posible impacto de alguna pieza. Delta considera que eso es una «pura especulación» y que a la compañía solo le consta un «incidente hidráulico» pero sin especificar en qué parte del avión. Algunos pasajeros relataron que hubo momentos de pánico, aunque bajaron del avión por las escalerillas y no consta que los servicios médicos tuviesen que atender a nadie. Otro  767 de Delta tuvo otro incidente en Barajas el 14 de junio. En esa ocasión se abortó el despegue debido a un problema técnico, lo que ocasionó el reventón de varias de las ruedas de la aeronave, que se dirigía a Atlanta.

El único operador español de Boeing 767 que queda en España es Privilege Style, que curiosamente acaba de incorporar su ejemplar, según su presidente en régimen de compra. Según los escasos medios de comunicación que reflejaron la noticia, al tiempo que la celebración el décimo aniversario de la compañía y los nuevos uniformes diseñados por una azafata, en uno escribe que Chema Álvarez ha declarado que el precio de adquisición ha sido de 13 millones de dólares y en otro 18 millones, cuando un avión de esa vieja edad, poco menos que la misma que el avión de Delta siniestrado, tiene un precio en el mercado del orden de 7 millones. Este birreactor había desaparecido ya del Registro Nacional de Aeronaves. El último operador del 767  en España fue Gestair Cargo y anteriormente lo utilizaron Bravo Air, Air Europa y Spanair.

Fotografía: El 767 de Delta que aterrizó en emergencia en Barajas.

Relacionados

Leave a Comment