Airbus urge a la industria aeronáutica a establecer un nuevo estándar de confort para vuelos de largo recorrido

Airbus publicó los resultados de un nuevo estudio sobre el impacto del ancho de los asientos en el confort de los pasajeros de vuelos de largo recorrido en clase turista, urgiendo a la industria aeronáutica a establecer una medida mínima estándar de 18 pulgadas (45,72cm), con el fin de mejorarlo. Esta investigación pionera, llevada a cabo por el centro médico londinense The London Sleep Centre, utilizando la técnica de la polisomnografía para registrar cada medida fisiológica estándar del sueño –incluida la monitorización de las ondas cerebrales y de los movimientos abdominales y de los ojos, pecho, caderas y piernas– en una muestra de seis pasajeros adultos sanos reveló que ese espacio mínimo mejora la calidad del sueño de los pasajeros en un 53 por ciento, comparado con el ancho estándar de 17 pulgadas de los años cincuenta.

El ambiente de la cabina se recreó para simular lo más posible un vuelo de verdad, con una iluminación que reproducía la puesta y salida del sol, sonidos de despegue y fondo, sistemas de entretenimiento en vuelo y servicio de “catering”. Todos los participantes en el estudio presentaban un índice masa corporal medio, sin cuadro médico o de trastorno del sueño previo, y desconocían absolutamente el objeto del estudio. El 67 de los participantes del estudio dijeron haber tenido un sueño de mejor calidad y el 86 haber dormido durante más tiempo en los asientos de 18 pulgadas. En la muestra de cada uno de ellos pasó una serie de noches en un ambiente simulado de vuelo de largo recorrido en clase turista, con todas las variables constantes, excepto el ancho del asiento, que variaba entre 17 y 18 pulgadas.

Este segundo caso el tiempo en quedarse dormido reflejó una mejora del 14,7 por ciento (6 minutos); el número de casos de despertarse después se redujo de media en 28 minutos; el número y frecuencia de las alteraciones de las ondas cerebrales durante la noche se optimizó en un 53 por ciento; y las convulsiones de los miembros se redujeron en un 11. El transporte aéreo ha cambiado de manera sustancial en los últimos cincuenta años. Ahora hay más pasajeros, y vuelan distancias más largas. Sólo en los últimos cinco años el número de vuelos de más de 11.112 km., equivalente a más de 13 horas de duración, ha aumentado en un 70 por ciento, pasando de 24 a 41 al día. En 1998 no se había llegado a sobrepasar la distancia de 12.964 km.

El tráfico aéreo se duplicará en los próximos 15 años y para 2032 ya se habrán entregado más de 29.220 nuevos aviones de pasajeros y carga a compañías aéreas de todo el mundo. Airbus ha mantenido siempre un estándar de ancho mínimo de 45,72 cm. para sus cabinas de largo recorrido en clase turista. Sin embargo, Boeing erosiona los niveles de confort al volver a los asientos más estrechos de los años cincuenta para seguir siendo competitivos. Los cambios en el índice de masa corporal y las perspectivas en materia de espacio individual han animado a otras industrias, por ejemplo del ocio y del automóvil, a replantearse el ancho de los asientos. Una encuesta llevada a cabo entre pasajeros de largo recorrido en clase turista en diferentes aeropuertos internacionales revela que la comodidad del asiento es el criterio más importante a la hora de reservar un vuelo.

Fotografías:
Esquema sobre los vuelos en el mundo.
El confort en clase turista.

Relacionados

Leave a Comment