El Gobierno uruguayo firmó el acuerdo con los ex funcionarios de Pluna para conformar una nueva línea, a la que cede 3 CRJ-900 y presta 15 millones de dólares

El pasado viernes 28 se firmó un controvertido memorándum de entendimiento entre el gobierno y los funcionarios de la ex Pluna, para el establecimiento de una aerolínea de bandera a cargo de los ex funcionarios. El secretario de la Presidencia de la República, Homero Guerrero, informó en conferencia de prensa, que tres de los siete CRJ-900 de la ex Pluna- adquiridos, en su oportunidad con fondos y garantías estatales- serán utilizados por la nueva compañía, y que el gobierno otorgará a la nueva empresa un préstamo de 15 millones de dólares para comenzar a operar. Además, se le otorgarán las aeronaves con un plazo de 3 años de gracia para comenzar a pagarlas. Marcelo Abdala, representante de la central sindical PIT-CNT y alto político  dirigente comunista, anunció- provocando fortísimas dudas al respecto- que los gremios serán una «garantía política» regional , para la firma ahora llamada  Alas-U ante posibles reclamos y demandas contra la empresa por deudas de Pluna. «Tenemos compromisos de distintos sindicatos para que no haya reclamos», dijo Abdala, refiriéndose a los conglomerados gremiales de izquierda sudamericanos.
El sindicalista dijo que los trabajadores de la ex Pluna han tenido «excelentes tratativas» con los representantes de Pluna Argentina- donde los 92 ex funcionarios plantean duros juicios laborales e indemnizaciones- y que desde ese lado no habría reparos, al menos  para que comience a trabajar la nueva aerolínea.
A propósito recordó que el PIT-CNT mantiene una coordinación con numerosas centrales sindicales del Cono Sur, estimando como una condición suficiente para que esto sea  «la garantía política para el desarrollo » del emprendimiento.
Abdala insistió en ya haber conversado y continuar negociando con distintos gremios de Sudamérica que pudieran oponerse la operativa de Alas-U, para que «esto sea auspiciado por el movimiento sindical de la región». Sin embargo usuarios, proveedores y medios de comunicación de la región acreedores de la ex Pluna no desistirán en las respectivas demandas judiciales, lo que inclusive llevó a reconocer al secretario de Presidencia que las aeronaves son embargables., pero que confía en los contactos sindicales regionales, lo que, a nivel jurídico, no es convincente.
En los corrillos políticos continúa vigente la hipótesis de que este acuerdo- para cuyo funcionamiento aún hace falta un largo trámite de certificación aerocomercial – implica la duración de este emprendimiento durante el próximo período electoral, que finaliza en mayo de 2015, luego de lo cual podrían cesar los apoyos estatales. (Javier Bonilla)

Relacionados

Leave a Comment