Boeing registró en el primer trimestre de 2013 un descenso de los ingresos hasta 10.700 millones de dólares y un total de 209 pedidos

 

En el primer trimestre del año, la unidad de negocio Commercial Airplanes de Boeing registró un descenso de los ingresos hasta 10.700 millones de dólares por el perfil de las entregas y los menores ingresos por servicios. El margen de explotación mejoró hasta el 11,4% por el perfil de las entregas y la reducción de gastos en I+D, compensados parcialmente por los mayores costes del periodo. Durante este periodo, entregó el primer 777 fabricado al ritmo récord de producción de 8,3 unidades mensuales y rubricó una ampliación de cuatro años del convenio con la Sociedad de Ingenieros Profesionales del Sector Aeroespacial de EE.UU. (SPEEA). En abril, la división Commercial Airplanes entregó el primer 737 fabricado al ritmo récord de producción de 38 unidades mensuales.

También en abril, la Administración Federal de Aviación de EE.UU. (FAA) autorizó a las aerolíneas a que iniciaran los trámites para devolver al servicio sus unidades del 787 equipadas con un sistema de baterías mejorado. La compañía está firmemente comprometida con la seguridad de sus aviones y ha trabajo diligentemente junto con las autoridades para mejorar aún más la seguridad del 787. La división Commercial Airplanes registró 209 pedidos netos en el trimestre. Se mantiene la fuerte cartera de pedidos, con más de 4.400 aviones por un valor récord de 324.000 millones de dólares.
En  su conjunto, incluyendo la División de Defensa, Espacio y Seguridad, en el primer trimestre de 2013, Boeing consiguió aumentar el beneficio por acción recurrente (no-PCGA) en 24% hasta 1,73 dólares, gracias al buen desempeño de todas las actividades de la compañía (Cuadro 1). Los resultados trimestrales incluyen el efecto positivo ya previsto de la deducción fiscal por I+D, por importe de 0,19 dólares por acción; la cifra del primer trimestre de 2012 incluía 0,11 dólares por acción por el fallo favorable en un pleito sobre satélites. El beneficio de explotación recurrente (no-PCGA) aumentó en 14% hasta 1.900 millones de dólares en 1T, en términos interanuales, si se excluye el efecto del fallo judicial favorable, por importe de 131 millones de dólares. Los ingresos del primer trimestre se elevan a 18.900 millones de dólares, el beneficio de explotación a 1.500 millones de dólares, y el BPA a 1,44 dólares. La compañía reafirma sus previsiones financieras y de entregas para 2013.
«Los fuertes resultados de explotación, impulsados por el aumento de la productividad y la buena ejecución de los programas, elevaron los resultados de la compañía y condujeron a los márgenes de explotación de dos dígitos en el trimestre,» dijo Jim McNerney, Presidente y Consejero Delegado de Boeing. «La división de aviones comerciales ha trabajado sin descanso para resolver el tema de las baterías en el 787, al mismo tiempo que aumentaba la tasa de producción de los programas 737 y 777. Las divisiones de Defensa, Espacio y Seguridad siguen dando resultados excepcionales, cumpliendo objetivos difíciles en materia de reducciones de costes a la vez que invierten en crecimiento futuro.»
«Nuestra primera prioridad a corto plazo es devolver las flotas de 787 de nuestros clientes al servicio activo, y reanudar las entregas de las aeronaves nuevas. Nuestra visión del ejercicio es positiva y reafirmamos nuestras previsiones financieras y de entregas; al mismo tiempo, mantenemos las prioridades de aumentar la producción de aviones comerciales de un modo rentable, ejecutar los programas de desarrollo de un modo disciplinado, y seguir creciendo en los mercados básicos, auxiliares e internacionales de defensa y espacio.»
El flujo de caja operativo se elevó a 500 millones de dólares en el trimestre como resultado del aumento de inventarios en el programa 787, compensado por la gestión de cobros y pagos. El saldo de efectivo y valores negociables era de 11.800 millones de dólares al cierre del trimestre, desde 13.500 millones de dólares hace un año, debido sobre todo a la amortización de deuda en su vencimiento. El endeudamiento suma 9.200 millones de dólares, desde 10.400 millones de dólares al cierre de 2012, por los vencimientos.
La cartera total de pedidos de la compañía ascendía a 392.000 millones de dólares al cierre del trimestre, desde 390.000 millones de dólares al principio del año; dicha cifra incluye 20.000 millones de dólares en contratación nueva en el trimestre.

 

Relacionados

Leave a Comment