Lufthansa consigue beneficios pese al entorno económico e invierte en la renovación de la flota

 

Según el informe de resultados preliminar de 2012, el Grupo Lufthansa ha alcanzado unos ingresos de 30.100 millones de euros (un 4,9% más) y generado un beneficio operativo de 524 millones de euros (un 36,1% menos) en 2012. El Grupo predijo un beneficio operativo para 2012 que se situaría en el rango medio de los tres dígitos en millones de euros. El resultado operativo incluye los costes de reestructuración provenientes de las medidas tomadas en el marco del programa SCORE Change for Success, que en 2012 ascendieron a los 160 millones de euros. La transferencia parcial de operaciones de vuelos de Austrian Airlines a Tyrolean Airways tuvo un efecto extraordinario positivo de 115 millones de euros en el resultado operativo.

 

Según Christoph Franz, CEO y presidente del Comité de Dirección de Lufthansa, “la rentabilidad de una aerolínea no viene dada en un entorno económico como el actual, éste es un buen rendimiento. Sin embargo, con el fin de afrontar con éxito los cambios de la industria aérea, necesitamos hacerlo aún mejor. Sólo entonces podremos crear el ámbito idóneo para las medidas que necesitamos que den forma al futuro del Grupo Lufthansa. Un beneficio neto impulsado por efectos extraordinarios no debe llevarnos a engaño y a desestimar la urgente necesidad de actuar”. El beneficio neto del Grupo durante 2012 creció desde los 13 millones de euros de 2011 a los 990 millones de euros. Este incremento es atribuible a efectos no recurrentes resultantes de la venta de acciones.

A la luz de un nuevo descenso del resultado operativo, así como del proceso de reestructuración que continúa, el Comité de Dirección ha propuesto al Comité de Supervisión la suspensión del pago de dividendos. “Nuestro objetivo es permitir a nuestros accionistas participar de forma sostenible en el éxito futuro del Grupo. Nuestro programa SCORE Change for Success contribuirá de forma positiva a esta meta. Ahora es especialmente importante invertir todos los recursos en el éxito futuro del Grupo para seguir impulsando el programa”, enfatizó Christoph Franz.

En consecuencia, el beneficio neto del Grupo se retendrá en su totalidad con el fin de reforzar el capital social, especialmente en vista de los efectos negativos del nuevo Estándar IAS19 en lo referente a “beneficios de los empleados”. El nuevo estándar será aplicado por primera vez en 2013.

Por otra parte, el Comité de Dirección de Lufthansa AG ha decidido recomendar al Comité de Supervisión la compra de un total de 108 aviones para el Grupo. Del total, se necesitarían ocho para largo alcance. Asimismo, el Comité de Dirección aconsejó la compra de 100 aeronaves a Airbus y Boeing de corta y media distancia. Lufthansa se encuentra en negociaciones acerca de los modelos considerados con ambos fabricantes.

El pedido tiene un valor de aproximadamente nueve mil millones de euros. Las entregas están programadas para comenzar en 2015 y continuarán hasta 2025. En su conjunto, a finales de 2025, el Grupo Lufthansa tiene previsto recibir la entrega de 239 aviones con un volumen de pedidos de 23 mil millones de euros, basado en precios de catálogo.

 

Relacionados

Leave a Comment