No entendemos

No entendemos que este país siga teniendo aeropuertos abiertos que han sido, son y serán una ruina económica y que a nadie se le ocurre o exige cerrarlos, dando con ellos una imagen de dispendio frente a nuestros socios europeos; no entendemos que AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea), uno de los mayores titulares de suelo en el país, siga teniendo sus oficinas principales corporativas en un lustroso edificio alquilado en Madrid en lugar de en uno propio en Barajas y que nunca se hayan dado explicaciones por ello; no entendemos que se sigan manteniendo ciertos privilegios a los controladores.

No entendemos que nadie haya sido juzgado por las presuntas estafas y derroches de los aeropuertos de Castellón y Ciudad Real; no entendemos la subida de tasas aeroportuarias, que lastra a uno de los pocos sectores económicos de este país que funciona, mientras se tira el dinero a millones con todo lo anterior; no entendemos la política de nombramientos de la Administración y que gente designada con mano política en la anterior legislatura se mantenga e incluso ascienda, mientras se piden a los empleados públicos sacrificios y el tamaño de la plantilla es insostenible.

No entendemos que el cierre de Spanair sólo haya pasado factura a sus pasajeros y proveedores y que la Generalidad de Cataluña y los administradores de la empresa se vayan de rositas; no entendemos que se permita a los huelguistas inmorales, amorales y sucios de limpieza en el aeropuerto de Barajas emborronar a esta nación dejando toneladas de basuras en instalaciones públicas como medida de presión, poniendo a los pasajeros, una vez más, como rehenes y que no haya una ley para estos casos que impida esas situaciones.

No entendemos al Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA), que después de contribuir a la quiebra de una gran cantidad de aerolíneas y que una gran masa de sus afiliados hayan tenido que emigrar a otros continentes por la falta de trabajo y la situación del país, que sigan poniendo a Iberia contra las cuerdas, mientras sus competidoras europeas hace años que se han reestructurado severamente y Air France acaba de anunciar la creación de una aerolínea de bajos costes, fusionando sus filiales y reduciendo la plantilla en la misma cantidad anunciada por Iberia; no entendemos que SEPLA quiera mantener unos privilegios insostenibles en 2013.

No entendemos la política de empleo, ni de investigación y desarrollo, ni de fomento de empresas nuevas y existentes de este Gobierno, al que se dio un mandato de mayoría absoluta para que gobernara y no para que fuera rehén de sus propias indecisiones y de una estructura del Estado que también es insostenible; no entendemos el escaso apoyo a la industria, especialmente a la aeronáutica, que claramente ha demostrado ser competitiva y altamente tecnológica y un bastión en el marco de una nación vieja, cara y cuyos gobernantes han llevado a que el motor económico haya sido la especulación y los servicios. Así estamos.

Relacionados

Leave a Comment