El gobierno uruguayo gestiona con representantes de Air Europa la llegada a Montevideo de la aerolínea

La propuesta de la aerolínea- erróneamente presentada por la prensa uruguaya como una empresa “all Boeing”, cuando  incluye en su flota 10 Airbus 330 y nueve E-195- sería de tres vuelos semanales Montevideo – Madrid ,frecuencias que podrían aumentar si su rendimiento lo justificase, según expresó en Montevideo, José María Hoyos  ejecutivo,al frente de la comitiva empresarial. 

Los sondeos se habrían profundizado hace unos 15 días, incentivados tanto por parte el Gobierno uruguayo-que insiste en incluir de cualquier forma a los sindicalistas de la ex Pluna- como por la empresa concesionaria del Aeropuerto Internacional de Carrasco, en Montevideo, Puertas del Sur, preocupada por la disminución de sus ingresos, aunque las autoridades le han prorrogado su concesión hace pocas horas.

El cuestionado ministro de Transportes, Enrique Pintado, hizo las gestiones para sumar a los gremialistas al negocio de alguna forma (algo que Iberia había descartado por no ofrecer muchas garantías de sustentabilidad a mediano plazo el proyecto sindical).

«Estamos preocupados y ocupados por el éxito de la empresa que están conformando los trabajadores por eso le planteamos (a Air Europa)  utilizar el código compartido», dijo Pintado, excluyendo a BQB, contacto inicial de Air Europa en Uruguay, de la propuesta, ante lo cual la aerolínea mostró disposición a volar otras dos o tres frecuencias por su cuenta o con otro socio.

Simultaneamente, se estaría intentando que Air France- aún manteniendo vuelos cargueros a Montevideo- extendiese alguna de sus frecuencias de Buenos Aires o San Pablo hasta la capital uruguaya, mientras, el candidato al senado italiano Graziano Pascale, promete, en su campaña hacia la emigración gestionar el retorno a Uruguay de la empresa Alitalia, o alguna aerolínea italiana con destinos sudamericanos, siendo la única alternativa a la línea de bandera peninsular, Air Italy, que vuela a varios destinos brasileños.

Como dato significativo, el ejecutivo de Air Europa, José María Hoyos, relativizó la importancia de la anunciada rebaja del combustible aeronáutico en Uruguay, de hasta un 8 % (luego de un incremento reciente) , un país últimamente muy costoso para los extranjeros, con una cotización muy baja de la moneda fuerte-que podría ser un impedimento de ciertas ecuaciones económicas- estrategia adoptada por las autoridades económicas como discutida pretensión anti inflacionaria, severamente cuestionada por los operadores turísticos y la hotelería del país.

(Javier Bonilla)

Relacionados

Leave a Comment