La Comisión Europea impide que UPS compre TNT

La compañía estadounidense de paquetería y carga United Parcel Service, que controla el 21 por ciento del negocio de transporte urgente mundial, no consiguió que Bruselas permitiera la compra por 5.200 millones de euros de su competidora TNT, con matriz en Holanda, retirando antes su oferta y dejando a DHL como líder en ese campo. A la Comisión Europea le inquietaba que la empresa resultante controlara (antes de desinversiones) el 39 por ciento del mercado del Viejo Continente y dejara a FedEx y DHL (pero también a operadores medianos y pequeños) en una situación de debilidad, por lo que desde noviembre UPS tuvo que revisar tres veces su oferta para convencer a las autoridades, pero la desinversión propuesta no era lo suficientemente creíble. Parte de los activos procedentes de las desinversiones que planteaban UPS y TNT para obtener la aprobación deberían, en principio, ir al operador francés DPD (Dynamic Parcel Distribution), pero la Comisión nunca pensó que se pudiera convertir en un competidor creíble de la fusión. 

Tampoco surtió efecto que TNT estuviera dispuesta a vender su negocio aéreo a la belga ASL Aviation Group. La Comisión cada vez parece más estricta a la hora de aprobar operaciones que introduzcan sospechas sobre su repercusión en el mercado y con esta se hubiera acaparado el 27,6 por ciento del exprés mundial, dejando el transporte urgente en manos de tan solo tres grandes jugadores: FedEx, UPS (que ambicionaba, sobre todo, la potente red terrestre europea de TNT) y DHL. Los analistas ven que TNT se queda muy sola, que pierde fuerza en China y Brasil y que soporta un debilitado negocio aéreo, teniendo que centrarse en una estrategia independiente y acelerar su propio programa de reducción de costes. Al menos recibirá una compensación de 200 millones de euros de UPS por la operación fallida.

Relacionados

Leave a Comment