«Ha habido y sigue habiendo un claro trato de favor hacia Air Europa»

Entrevista a Rafael Gallego Nadal presidente de la Federación Española  de Asociaciones de Agencias de Viajes (FEAAV)

Eva Cervera

“Probablemente  tenga peores contactos Islas Airways de los que  supuestamente debe tener Air Europa”

“No me consta de Spanair, pero sí sé que Iberia ha presentado, hace un mes, documentación en Aviación Civil en relación a los hechos que ya denunciamos desde la FEAAV”

“La venta de cruceros por Globalia por unos 400 euros, con salida desde Barcelona y, metido en la promoción,  el billete de ida y vuelta a la capital condal desde las islas, que como mínimo vale 200 euros, gratis para el residente ¿cómo se explica?”

La Federación Española de Asociaciones de Agencias de Viaje (FEAAV) lleva alertando al Gobierno central desde 2007 sobre los presuntos usos irregulares en la prestación de la subvención del 50% al transporte aéreo para los residentes no peninsulares. El procedimiento por el que se está investigando ahora a Islas Airways  es similar al que propició la denuncia contra Air Europa por parte de la  FEAAV hace cuatro años: se generan campañas de venta de billetes por precios ridículos y esos mismos billetes, todo apunta,  son pasados después a Aviación Civil con una tarifa superior a la real, cobrando así importantes cantidades de manera fraudulenta con cargo a las subvenciones a residentes. 

¿Por qué la FEAAV denuncia una supuesta actitud fraudulenta de Air Europa ante Fomento hace ahora cuatro años? 
En 2007, Air Europa lanza una promoción especial, con dos periódicos canarios, Diario de Avisos y Canarias 7, que  curiosamente deja fuera a todos los ciudadanos que viven en las islas pero no son residentes,  y en la que, presentando doce cupones de estos diarios y abonando 15 euros, se regala un viaje a los residentes, y sólo a los residentes, a la Península. El asunto era realmente sospechoso, los números no salían por ningún sitio,  así que, siguiendo el conducto reglamentario, la FEAAV presenta en Fomento una denuncia para que se investigara lo que entendíamos que podía estar siendo un fraude contra la subvención  de residentes. 
Lo que intuíamos que estaba sucediendo, y medio pudimos confirmar, era que mientras el cliente sólo pagaba los 15 euros, Air Europa trasladaba esos billetes a Aviación Civil en clase M,  que en aquellos tiempos era un billete con un coste  de 600 euros, de los que tenemos copia,  y se embolsaba de las arcas públicas el 50 por ciento de esa cantidad. En el momento en que empezamos a mover esta investigación, la promoción terminó fulminantemente.

¿Fue el primer hecho que les pareció “curioso”?
No, ya veníamos sospechando que algo extraño había. Mientras el resto de las compañías aéreas que conectaban Canarias con las islas, entonces Iberia y Spanair, cuando recibía de las agencias de viajes  una solicitud de viaje para  un grupo nos dirigía al departamento de grupos de la compañía, cuando se cursaba la solicitud a Air Europa nos desviaban automáticamente a Travelplán, y nos emitía el billete el mayorista. Aunque se podía pensar que la compañía tenía una parte del avión dedicado a chartearlo a través de su mayorista y el resto venderlo plaza a plaza, no parecía normal.

Sin embargo todo quedó en nada, no  se ha abierto a día de hoy ningún proceso de investigación contra Air  Europa…
Nos reunimos con la delegada de Gobierno,  para pedir que se investigara este asunto y, delante de  4 testigos, ella misma reconoció que todo apuntaba a que podía estar produciéndose una actuación fraudulenta. El real decreto sobre el descuento de residentes lo dice claro: tienen derecho a él los ciudadanos con residencia en Canarias, Ceuta y Melilla y Baleares y el descuento se aplica al pasajero, no a la compañía, y es el 50% de lo que paga el pasajero. De manera que si el pasajero paga cero, el descuento es cero, y si paga 6 euros, el descuento es de 3.
En lo que había durado la promoción de Air Europa con los diarios canarios, calculamos que se podía haber producido un desvío de 6 millones de euros, no había más que ver el volumen de las ventas de la red de agencias de Air Europa. Sin embargo,  pasó el tiempo   e, inexplicablemente, no pasa nada, no hubo respuesta.

Pero entonces, ¿por qué cree que sí se ha hecho ahora con Islas lo que no se hizo en su momento con Air Europa a pesar de las, cuanto menos, sospechas sobre la compañía que desde la FEAAV se vertieron reiteradamente?
Pues mire, probablemente porque tenga peores contactos Islas Airways de los que  supuestamente debe tener Air Europa. Porque es absolutamente incomprensible como ha saltado este tema en Islas Airways frente a como se ha actuado con Air Europa, a la que se le ha dado un trato de favor. Es que no hay otra explicación.
Yo creo que ha habido y sigue habiendo un claro trato de favor hacia Air Europa, parte de la élite empresarial de este país se cree intocable.

¿Volvieron a insistir ante las autoridades competentes a la vista de la inacción de éstas con respecto a la compañía del Grupo Globalia?
En 2008 nos reunimos de nuevo, en dos ocasiones, esta vez con María Eugenia Llorens, quien nos sorprende planteando que va a eliminar el 50 por ciento de descuento en el coste de emisión de los billetes cuando se realiza por las Agencias de Viajes, asegurando que se estaba subvencionando con esta fórmula el 50 por ciento del coste de los hoteles. Nos explica que han comprobado que cuando un pasajero residente  viajaba con billete de avión más hotel en un paquete se estaba aplicando el descuento de residente al total. Ella misma nos enseñó un bono de Travelplán de estas características. Respondimos que aquello era una muestra más de que el supuesto fraude que la FEAAV estaba denunciando tenía muchos visos de ser verdad, en la práctica certeza de que la compañía emitía luego para Aviación Civil el coste total del bono como pasaje aéreo, de manera que se beneficiaba de una subvención de residente inflada ficticiamente. Sin embargo, de nuevo, pasó el tiempo y siguió sin ocurrir nada, no hubo respuesta.
En noviembre de 2009 nos reunimos con Concepción Gutiérrez, Secretaria de Estado de Transportes y le exponemos de nuevo la situación, nuestra sospecha de fraude. Ella misma reconoce que todo apunta a que se trata de una estafa  y, sin embargo, nos asegura que no le constan nuestras denuncias previas. Y así llegamos a finales de 2010, en que el Ministro de Fomento, José Blanco, asegura que se están investigando los descuentos de residentes aplicados en Baleares y Canarias  porque se sospecha la posibilidad de que se estuviera produciendo un fraude. Tres años tardaron en reconocer públicamente  que “sospechaban”. Pero, a pesar de eso, se amagó con actuar y al final, una vez más, no se ha hecho. No ha habido interés o no interesa.

Básicamente, los hechos que denuncian se remontan a 2007,  desde entonces ¿ha seguido practicando Air Europa esa actitud que podría llamarse, cuanto menos, “picaresca”?
Sí, han cambiado las fórmulas, pero se sigue haciendo, sospechosos acuerdos de intercambio, regalos de billetes, otro tipo de promociones… Este mismo verano la venta de cruceros  por unos 400 euros, con salida desde Barcelona y, metido en la promoción,  el billete de ida y vuelta a la capital condal desde las islas, que como mínimo vale 200 euros, gratis para el residente ¿cómo se explica?, que me hagan los números.
Mi propia agencia ha emitido billetes para grupos  con Air Europa, que ofertan precios contra las que normalmente las otras compañías no pueden competir, y los hemos aportado a Fomento para que comprueben si el precio emitido y que figura en esos billetes se corresponde con el recibido por ellos de la compañía aérea.

Hay otro tipo de fraude, el del propio pasajero…
En efecto, hay dos tipos  de fraude, el de ciudadanos que tienen en el DNI una dirección de cualquiera de las islas y sin ser realmente residente se está beneficiando de los descuentos  y otro el de las compañías aéreas, como el caso de Islas Airways ahora investigado, o el supuesto de Air Europa, que pudieran haber presentado billetes ante Aviación Civil para cobrar las subvenciones del descuento de residentes a precios mucho más altos que los que cobraron al pasajero.

Usted se ha referido también a la “malsana” colaboración de algunas agencias  actuando en connivencia con algunas compañías aéreas para permitir la aplicación  de un  uso fraudulento del descuento.
La única manera de que se pueda dar esta picaresca es que la compañía aérea tenga una red de ventas propia, y es lo que tiene Globalia. Para gestionar este asunto todos  tienen que ser parte de la misma empresa. Pero es que además es una situación muy injusta que ha favorecido la competencia desleal, y eso al final va en detrimento de los isleños, pues se pierden rutas, ya que a las compañías aéreas no les resultan rentables. Y es desleal también para las agencias de viajes, que tenemos que competir con la red de agencias de una compañía que, supuestamente, está actuando de manera fraudulenta.

Tuvieron algún respaldo desde Iberia o Spanair en sus acusaciones.
No me consta de Spanair, pero sí sé que Iberia ha presentado, hace un mes, documentación en Aviación Civil en relación a los hechos que ya denunciamos desde la FEAAV.

¿Qué opina del planteamiento que se hizo en su día de  no aplicación de estos descuentos a los residentes que viajan en primera clase?
Pues que es una clara muestra de desconocimiento. El señor que viaja en business no tiene el mismo descuento que el que lo hace en turista, el reglamento lo dice claro: el descuento de las clases ejecutivas será el máximo aplicable a la tarifa plena de turista, no es pues proporcional al pago del billete en una clase preferente. El derecho a que se perciba un descuento no debe dejar fuera a quienes no viajan en turista, el reglamento ya prevé que se aplique de manera justa.

Una de las conclusiones que se extraerían de confirmarse los hechos por los que se está investigando a Islas Airways es que los mecanismos de control instaurados de Fomento durante todos estos años no han sido, cuanto menos, eficientes ¿cómo cree que debería ejercitarse el control sobre la aplicación de estas subvenciones?
No sólo el control es, como se está demostrando con el caso de Islas Airways , deficitario, es que además, cuando se ha denunciado, como se ha hecho desde la FEAAV la posibilidad de fraude, no se ha hecho caso alguno, tampoco ha habido control.
Hay otra cuestión, y es el desconocimiento de los políticos canarios sobre cómo se gestiona el descuento de residente. Esta subvención del Estado español no es un “café para todos” hay un tope, un tope que se marca anualmente en los presupuestos del Estado. Este año han sido 380 millones, pero, tal y como están las cosas, no se puede asegurar que esta cantidad vaya a mantenerse. No olvidemos además que ya se subió hace unos años del 33 al 50 por ciento actual.
El descuento es muy importante para los isleños por la dispersión geográfica en que vivimos, pero es que además hay rutas aéreas que existen  porque pueden mantenerse gracias a la existencia de esta subvención. Si cayera el porcentaje de descuento o el importe anual asignado para la subvención, caería la demanda y  a la vez la conectividad con Canarias, porque las rutas no serían sostenibles en una sola dirección.

¿Cree que, de algún modo,  la existencia de descuentos al residente puede estar generando precios más altos para los no residentes que vuelan a las islas, lo que en último término se traduciría en un perjuicio para el desarrollo turístico insular?
Lo que facilita el descuento de residente es que los canarios puedan viajar y que el avión se comparta al 50% entre el turismo peninsular y el canario. Si desaparece la subvención, y con ella se retrae  la demanda de residentes,  lo que va a pasar es que sólo con el turismo peninsular no se amortizan rutas. Es más, ha habido planteamientos de los hoteleros y de algunos políticos de aquí para que se extendiera la subvención a los peninsulares también.
Además hay rutas en Canarias que son de interés público, de manera que se marca desde el Gobierno de España  un techo al precio del billete. De lo que hay que ser conscientes es de que en caso de que decidiera cortarse las subvenciones el perjuicio para los isleños sería enorme,  Hay que cortar de raíz cualquier asomo de fraude. No podemos pensar que en un marco de recorte de los derechos sociales como el que atravesamos, vayan a mantenerse necesariamente  las subvenciones a residentes.

¿Qué porcentaje de los billetes que compran los residentes  se hace a través de agencias de viajes? ¿Cómo ha evolucionado esa proporción?
El 85 por ciento, se sigue manteniendo este porcentaje desde el año 98. Es un porcentaje muy alto  y de él, el 40 por ciento está vendido a través de la red de agencias de Globalia o de su mayorista.

Relacionados

Leave a Comment