American Airlines e Iberia se vuelcan con Airbus

La estadounidense American Airlines, subsidiaria de AMR, se convirtió en un nuevo cliente de la familia A320, en lo que representa una nueva bofetada de Airbus a su competidor del otro lado del Atlántico, Boeing, y con palabras mayores, pues firmó un contrato en firme para adquirir 260 ejemplares, la mitad de los cuales con la nueva generación de motores y con flexibilidad de materializarlos entre las variantes A319, A320 y A321. Todos incorporarán las nuevas aletas del extremo de las alas “Sharklet” para ahorrar combustible.

No es la primera vez que esta empresa decide incorporar aparatos del fabricante europeo: operó durante 21 años el A300 –del que llegó a contar con 35 unidades–, que retiró del servicio en agosto de 2009, suponiendo un antes y un después para Airbus, creado a principios de los años setenta, ya que conseguía introducirse con buen pie en el mercado norteamericano y consolidarse como gran fabricante global de aviones comerciales. Ahora ya ha vendido 10.700 aparatos a más de 440 clientes en todo el mundo, de los más de 6.700 se han entregado.

El fabricante europeo se jacta de que la familia A320 tiene los más bajos costes de operación entre los aviones de pasillo único, de los que ha entregado más de 4.700 ejemplares. El A320neo (New Engine Option) es su último producto. Se puede elegir entre los nuevos motores PW1100G y CFM LEAP-X y, junto con los “Sharklet”, conseguirá un 15 por ciento de ahorro de combustible con respecto a los A320 (y un 30 por ciento en relación a la anterior generación de aeronaves comerciales de fuselaje estrecho) y una reducción de las emisiones anuales de dióxido de carbono de 3.600 ton. por aparato. Desde su lanzamiento en diciembre ha recibido pedidos e intenciones de compra para casi 1.200 unidades, entre los 5.762 encargos que para esta familia se registran.
Esa pésima noticia para Boeing está endulzada con el acuerdo, que deberá conducir a un contrato, de hasta 300 aviones que ha formulado American: 100 737, con opciones de compra para 40 adicionales y el compromiso de pedir 100 de estos birreactores con LEAP-X, reservando intenciones para otros 60. Este primer pedido de la posible nueva versión está pendiente de su configuración final y de la aprobación del lanzamiento del programa por el fabricante. Hasta la fecha, los 737-600 a -900 registran pedidos para más de 5.800 unidades –de un total de 8.928 de todas las variantes–, de las que ha entregado más de 3.700.
Ciñéndonos a España, Iberia firmó el contrato de compra de ocho A330-300, sus primeros birreactores de fuselaje ancho, eligiendo el motor General Electric CF6-80E1 para propulsarlos, además de estrenar las nuevas butacas e interiores que ha definido, marcando una nueva etapa en su flota de largo alcance. De esta forma, son ya 118 los clientes que eligen esta familia de aviones, sumando 1.140 pedidos, de los que 480 son de la versión -300.

Relacionados

Leave a Comment