Airline92 – mayo 2011

Editorial: Desaparece un peligro para el transporte aéreo

Osama bin Laden ya no existe. Seguramente ha sido el mayor peligro para el transporte aéreo y sus órdenes han supuesto el mayor número de muertos que aviones comerciales hayan provocado entre sus ocupantes y en tierra. El 11 de septiembre de hace nueve años y medio representó un antes y un después en la seguridad en este sector. Las aeronaves civiles siempre significaron un atractivo de propaganda para grupos terroristas, primero con sonados secuestros, pero nunca hasta entonces habían sido el vehículo para miles de muertos, la destrucción de emblemáticos edificios y la consagración de suicidios por motivos religiosos en Occidente.
Lo curioso es que, técnicamente, no era difícil hacerlo. Simplemente era impensable para la cómoda mentalidad occidental, demostrando la inutilidad y descoordinación de las fuerzas de seguridad y de inteligencia, especialmente de Estados Unidos. Todo esto derivó en que el transporte aéreo, por vía del terrorismo, cambió el mundo. Hubo miedo, se incrementaron los costes y se redujo el confort de los pasajeros, en aras de evitar que tales sucesos se volvieran a producir. Detrás de todo esto, en la cúpula del mal, estaba el líder de Al Qaeda, ahora abatido por las fuerzas especiales de la nación que padeció en sus carnes el 11-S. En realidad el 11-S lo sufrió abruptamente y con ojos alucinados todo el mundo. leer completo

Sistemas de protección de aeronaves comerciales contra ataques de misiles

Alberto García Pérez

Noviembre de 2002: los pasajeros de un Boeing B757 de Arkia Israel Airlines se acomodan en sus asientos en el aeropuerto de Mombasa (Kenia), seguramente después de haber disfrutado de unas inolvidables vacaciones en contacto con la naturaleza. Apenas unos minutos de iniciado el despegue, desde el suelo se lanzan dos misiles de guiado infrarrojo SA-7. Afortunadamente, ambos pierden su blanco y no producen daños en la aeronave.

Iberia 671: LA Connection

David Herreros Serrano

Mientras se consolida el proceso de fusión entre British Airways e Iberia, International Airlines Group (IAG) potencia la colaboración y generación de sinergias entre sus dos aerolíneas y su asociada American Airlines. La española está inmersa en un proceso continuo de expansión de su red de largo radio, clave de su futuro ante la gran competencia en el mercado nacional y europeo. En tiempos de crisis, la apertura de nuevas rutas es noticia, acontecimiento y estímulo para el desarrollo del transporte aéreo.

Russian Helicopters conquista Latinoamérica

Eva Cervera

El 4 de marzo de 2011, Russian Helicopters y la brasileña Helipark Taxi Aereo concluyeron un acuerdo para la entrega de un helicóptero multirrol Ka-32A11BC para ser empleado para transportar carga comercial con gancho externo.

Mi página

Javier Taibo

Osama bin Laden ya no existe. Seguramente ha sido el mayor peligro para el transporte aéreo y sus órdenes han supuesto el mayor número de muertos que aviones comerciales hayan provocado entre sus ocupantes y en tierra. El 11 de septiembre de hace nueve años y medio representó un antes y un después en la seguridad en este sector. Las aeronaves civiles siempre significaron un atractivo de propaganda para grupos terroristas, primero con sonados secuestros, pero nunca hasta entonces habían sido el vehículo para miles de muertos, la destrucción de emblemáticos edificios y la consagración de suicidios por motivos religiosos en Occidente.
Lo curioso es que, técnicamente, no era difícil hacerlo. Simplemente era impensable para la cómoda mentalidad occidental, demostrando la inutilidad y descoordinación de las fuerzas de seguridad y de inteligencia, especialmente de Estados Unidos. Todo esto derivó en que el transporte aéreo, por vía del terrorismo, cambió el mundo. Hubo miedo, se incrementaron los costes y se redujo el confort de los pasajeros, en aras de evitar que tales sucesos se volvieran a producir. Detrás de todo esto, en la cúpula del mal, estaba el líder de Al Qaeda, ahora abatido por las fuerzas especiales de la nación que padeció en sus carnes el 11-S. En realidad el 11-S lo sufrió abruptamente y con ojos alucinados todo el mundo.

Leer completo

 

Relacionados

Leave a Comment